Voluntariado más allá de la jubilación para seguir aportando a la sociedad

A través de los EspacioCaixa, el Programa de Personas Mayores de la Fundación ”la Caixa” fomenta y canaliza las actividades de voluntariado de las personas mayores

Con motivo del Día Internacional del Voluntariado, la web miradasconalma.org y Fundación “la Caixa” destacan la labor de voluntariado de miles de personas mayores que, desde el compromiso y con generosidad, ponen su experiencia al servicio de los demás.  

El Programa de Personas Mayores de la Fundación ”la Caixa” fomenta y canaliza esta participación que convierte a miles de personas mayores en agentes del cambio social, al servicio de la comunidad. 

Es el caso de Ángeles Benet, presidenta de la Asociación Murciana de Voluntarios de Informática de Mayores (AMUVIM) que reúne a dos centenares de socios con edades entre los 55 hasta los casi 90 años.  

Para Ángeles, “la gente se hace voluntaria por muchas motivaciones, sobre todo por la necesidad de seguir aportando su granito de arena a la sociedad después de haber llevado una vida muy activa”. 

El papel de los voluntarios durante la pandemia 

Desde la AMUVIM organizan decenas de talleres de todo tipo para acercar las tecnologías de la información y la comunicación a la tercera edad. Una labor que “no solo brinda las ventajas de la conexión digital, sino la riqueza de la colaboración intergeneracional,” dicen desde la publicación. 

Durante la pandemia la AMUVIM se vio obligada a modificar su funcionamiento: todas sus actividades han pasado a realizarse por videoconferencia, y mantienen el contacto principalmente a través de WhatsApp de y las redes sociales. 

También por el mismo motivo los voluntarios reorientaron sus actividades. Por ejemplo, para imprimir en 3D medio millar de pantallas de protección facial para los sanitarios —utilizando la impresora 3D que el centro de la Fundación ”la Caixa” dispone en Murcia— fabricar mascarillas y también para dar “clases telemáticas a escolares de familias en situación de vulnerabilidad durante los meses sin colegio” y crear videocuentos para niños hospitalizados. 

La pandemia ha desvelado “lo imprescindible” que resulta para la sociedad el trabajo de los voluntarios, señalan desde miradasconalma.org. Un colectivo que, además, ha sabido reinventarse para seguir aportando y funcionar “con un mayor protagonismo de las relaciones por internet”. 

“Nunca es tarde para ser voluntario” 

Para Ángeles al final “lo más importante no es lo que das, sino lo que recibes” aunque, en su opinión, “todavía hay mucho desconocimiento sobre el trabajo voluntario y hace falta difundirlo más para que se pruebe, porque engancha”, añade. 

Ese fue el caso de Lorenzo Salguero, presidente de la Asociación de Voluntarios Informáticos Mayores de Extremadura (AVIMEX), quien después de sufrir un accidente tuvo que retirarse antes de tiempo de la vida laboral. 

Lorenzo decidió que todavía tenía mucho que hacer. “Desde el Programa de Personas Mayores nos motivaron para montar una asociación y me apunté. Desde entonces tengo una vida plena. Igual que nunca es tarde para aprender, tampoco lo es para ser voluntario”. 

Lea la historia completa en miradasconalma.org