Este es, evidentemente, un fotomontaje creado con Adobe Photoshop. Imagen: CC by 3.0/Wikicommons

Adobe delega la revisión de fotomontajes a la inteligencia artificial

stop

Adobe, la creadora de Photoshop, es consciente de su complicidad en la creación y viralización de fotomontajes e imágenes falsas

Barcelona, 24 de junio de 2018 (04:55 CET)

Photoshop, el software de Adobe que revolucionó la comunicación visual en la modernidad, es la herramienta que permite realizar fotomontajes e imágenes falsas que amenazan con darle la vuelta al mundo y distorsionar la percepción de la realidad.

De la misma manera que las fake news ensombrecen la era de la información, los fotomontajes –cuando no se usan para producir memes e imágenes en clave de comedia– pueden ayudar a esparcir mentiras que a la postre pasan factura a la población.

Por ejemplo, cuando el huracán Sandy azotó a Nueva York en 2012, un fotomontaje de un tiburón nadando en las calles inundadas de Nueva Jersey llegó a varios medios de comunicación. Su uso también se estila en la edición de imágenes de manifestaciones sobre asuntos políticos que causan polarización.

Adobe admite que Photoshop puede ser utilizado tanto para lo mejor como lo peor de la imaginación

De cara a este problema (que se suma a la crisis de credibilidad en la esfera tecnológica), Adobe propone la misma tesis que presentó Facebook tras una de sus polémicas recientes: quien produce la enfermedad tiene las herramientas para dar con la cura.

"Como cualquier tecnología, Photoshop es una extensión de las intenciones humanas, y puede ser utilizado tanto para lo mejor como lo peor de nuestras imaginaciones", explicó la compañía en su blog.

La creadora de Photoshop es consciente de su complicidad en la viralización de las imágenes falsas y actualmente desarrolla un sistema de inteligencia artificial para revisar los fotomontajes y detectar a sus autores, con el fin de "aumentar la confianza y la autenticidad en los medios digitales".

Así funciona la revisión de fotomontajes

"Los archivos contienen metadatos que se pueden usar para almacenar información sobre cómo se capturó y manipuló la imagen", explica el científico de investigación de Adobe, Vlad Morariu, encargado de un proyecto de ciencias forenses aplicadas a los medios de comunicación de la agencia estadounidense DARPA.

"Las herramientas forenses se pueden usar para detectar la manipulación al examinar la distribución del ruido, los bordes fuertes, la iluminación y otros valores de píxeles de una foto", agregó.

"Cada vez que una foto es manipulada quedan pistas", afirma Adobe

Estas son algunas de las características que las máquinas aprenden a rastrear para dar con las imágenes falsas y sus autores de forma rápida y eficiente, aprovechando que "cada vez que una foto es manipulada quedan pistas que pueden ser estudiadas para entender cómo fue alterada", según Adobe.

El investigador Vlad Morariu explica en este vídeo (en inglés) el proceso para examinar los fotomontajes:

"Utilizando miles de ejemplos de imágenes manipuladas y conocidas, entrenamos con éxito una red neuronal de aprendizaje profundo para reconocer la manipulación de las imágenes, fusionando dos técnicas distintas en una red para que se beneficien de sus capacidades de detección complementarias", mencionó Morariu.

En su comunicado, Adobe agregó que, si bien estas técnicas todavía no han sido perfeccionadas y tampoco resuelven por completo el problema de los fotomontajes, brindarán más opciones para controlar el impacto de la manipulación digital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad