Facebook ha sido criticado por jugar con las emociones de los usuarios para hacerlos adictos a la plataforma. Foto: Archivo

Facebook admite su papel en la salud mental (y se presenta como el remedio)

stop

Tras las fuertes declaraciones de exejecutivos de la empresa, Facebook asume su responsabilidad como catalizadora de los problemas de salud mental

Barcelona, 16 de diciembre de 2017 (11:22 CET)

Las declaraciones de un exejecutivo de Facebook acerca de los efectos de la red social en la sociedad y en la salud mental de los usuarios se hicieron virales en la última semana. Chamath Palihapitiya, exvicepresidente de crecimiento de Facebook, manifestó arrepentimiento por haber cooperado en la creación de herramientas que están "desgarrando el tejido social de cómo funciona la sociedad”.

"Los ciclos de retroalimentación a corto plazo que hemos creado, impulsados por la dopamina, están destruyendo la forma en la que funciona la sociedad. Sin discurso civil, sin cooperación, desinformación, falsedad”, lamentó Palihapitiya. Sean Parker, el primer presidente de Facebook y uno de los responsables de catapultar la empresa a nivel global, también criticó su forma de "explotar la vulnerabilidad en la psicología humana”.

Facebook respondió a las críticas con un artículo en su blog, en el que se propone hacerse las “preguntas difíciles” acerca de su papel en la sociedad y aborda las alegaciones del daño que el newsfeed y el diseño general de la red social genera en los usuarios. En principio, la empresa admite sus efectos en la salud mental, pero también se presenta como una solución a los problemas que su mismo producto genera. El imperio de Mark Zuckerberg sabe que es la enfermedad, pero dice que también puede ser el remedio.

"Las personas que dedican mucho tiempo a consumir información de forma pasiva --leer pero sin interactuar con otras personas-- en general reportan sentirse peor luego de hacerlo”, dice la publicación, que cita varios estudios científicos que respaldan este y otros datos. "Un estudio de UC San Diego y Yale encontró que las personas que le dan clic a los links que ven en Facebook cuatro veces más que el promedio, o que le dan like al doble de posts que el promedio, reportaron tener peor salud mental”, dice la empresa.

"Si bien las causas todavía no son claras, los investigadores tienen la hipótesis de que leer acerca de otras personas en las redes sociales puede llevar a una comparación social negativa, quizá de una forma más notoria que fuera de la Internet, dado que las publicaciones de los usuarios suelen estar más curadas y son más aduladas por otros”, señala el blog.

Las nuevas medicinas de Facebook

Facebook propone cambiar estos patrones de comportamiento, basándose en estudios que concluyen que la interacción activa con otras personas en las redes sociales está asociada al bienestar emocional y psicológico. "Compartir mensajes, publicaciones y comentarios con amigos cercanos y recordar interacciones del pasado” son comportamientos online que, según la empresa, pueden traer beneficios a la salud mental.

"Un estudio de la Carnegie Mellon University encontró que las personas que envían o reciben más mensajes, comentarios y publicaciones en el timeline reportaron mejoras en temas como soporte social, depresión y soledad. Los efectos positivos fueron todavía más fuertes cuando los usuarios hablaban con sus amigos más cercanos por medio de las redes sociales”, se defiende la compañía en el blog publicado esta semana.

El mensaje revela la disposición de Facebook a aceptar las críticas y las revelaciones científicas de sus consecuencias en la sociedad, pero también sirve como plataforma para que exponga los ajustes que está haciendo para mejorar la salud mental de sus usuarios (que representan casi una tercera parte de la humanidad, dado que la empresa tiene más de 2.000 millones de perfiles registrados).

Para solucionar estos problemas, Facebook modificó el feed de noticias para que las personas tengan más oportunidades de compartir con otros en lugar de consumir pasivamente la información. Además, la empresa estrenó las herramientas Snooze y Take a Break; la primera permite silenciar a contactos, grupos o páginas durante 30 días sin dejarlos de seguir ni quitarlos de la lista de amigos, y la segunda es dirigida a personas que recién salieron de una relación amorosa para que puedan elegir lo que ven de sus exparejas y lo que sus exparejas pueden ver en sus perfiles.

Si bien Palihapitiya --el exejecutivo de Facebook que criticó fuertemente a la empresa y dijo que no dejaría a sus hijos usar la red social-- se echó para atrás con sus declaraciones esta semana, diciendo que cree genuinamente que "Facebook es una fuerza positiva para el mundo", sus declaraciones han puesto en marcha una conversación urgente sobre la forma en la que estas empresas buscan la atención de los usuarios jugando con sus emociones, adicciones e inseguridades. El debate parece que recién empieza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad