Imagen: Audi AG

AI:Me, así será el coche autónomo de Audi

stop

El Audi AI:Me es un pequeño vehículo capaz de conducir por sí mismo, espacioso y eficiente, diseñado para moverse por las megalópolis del futuro

Madrid, 16 de abril de 2019 (16:21 CET)

Presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái, el AI:Me cristaliza la visión que tiene Audi de cómo serán los coches autónomos del futuro: compactos pero espaciosos, sin emisiones y autopilotado. "Un refugio de alta tecnología" en el que relajarse durante las horas punta.

Este AI:Me es, sobre el papel, un coche autónomo de nivel 4, lo que significa que, en teoría —porque ese nivel no existe actualmente– el vehículo es capaz de conducir por sí mismo de forma totalmente autónoma pero siempre y cuando (y a diferencia de los que sería un nivel 5) el recorrido se limite a ciertas áreas provistas de las adecuadas infraestructuras, principalmente urbanas.

De ese modo los ocupantes pueden dedicar el tiempo de los desplazamientos a cualquier tarea: trabajar, entretenerse o relajarse.

Una sala de estar en movimiento

Por ese motivo el interior del AI:Me está más planteado como una sala de estar que como un coche. Según Audi los dos asientos delanteros están inspirados, precisamente, sillones de salón, reposapiés incluido. Los asientos, los sillones, pueden girarse y colocarse en diferentes posiciones, y se complementan con un banco trasero que amplía la capacidad del vehículo a cuatro pasajeros.

A194108 medium
Imagen: Audi AG

Esta disposición diáfana proporciona un espacio mayor al que es habitual encontrar en coches de su segmento (4,30 metros de largo y 1,90 metros de ancho) gracias a la arquitectura de la propulsión eléctrica, que permite colocar una batería de 65 kWh bajo el suelo del vehículo y el motor eléctricos directamente en el eje trasro.

La potencia del motor eléctrico es de 125 kW, equivalente a 170 CV. Audi no da cifras de autonomía (después de todo es un diseño conceptual) pero asegura que un automóvil como el AI:Me circulará durante horas a entre 20 y 70 km/h sin cargarse.

La movilidad como servicio bajo demanda

"La autonomía en términos de kilómetros es menos relevante que la capacidad de hacer un buen uso del tiempo de funcionamiento," dice la marca. Después de todo la idea es ofrecer el Audi AI:Me más como un servicio que se contrata a través del móvil que como un bien en propiedad.

Imagen: Audi AG
Imagen: Audi AG

De este modo los AI:Me estarán disponibles para los clientes cuando lo soliciten, e incluso atenderán preferencias y demandas individuales (como por ejemplo, un asiento de bebé) pero sin necesidad, puede que sin posibilidad, de adquirir el vehículo.

Según Audi el nombre de AI:Me establece" la conexión entre la inteligencia artificial y el 'yo' del usuario", y expresa la capacidad que tendrán sus coches del futuro para "empatizar y adaptarse a las necesidades de los pasajeros."

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad