Fotografía: Tyler Lastovich en Unsplash
stop

Apple trabaja en tres nuevos móviles para presentar este año. Uno será el sucesor del asequible iPhone XR y otro tendrá tres cámaras traseras

Barcelona, 11 de enero de 2019 (14:44 CET)

Una vez más Apple presentará tres iPhones este año, entre los que se cuenta el sucesor del iPhone XR, el móvil al que los analistas culpabilizan de la caída de las ventas de la tecnológica en el último ejercicio. Para los críticos es una mala idea destinada al desastre, pero –pese al pesimismo– todos los indicios apuntan a que el iPhone XR no es el "fracaso" que muchos analistas han anunciado.

A diferencia de los otros dos modelos lanzados en 2018, el XS y el XS Max, que llevan pantalla OLED (considerada de mayor calidad), el XR todavía usa la pantalla LCD también presente en modelos como el iPhone 7 y el 8. Desde antes de confirmar que las ventas del XR no estaban cumpliendo con sus expectativas, Apple ya tenía el plan de retomar la pantalla LCD en el sucesor del iPhone XR, y todo apunta a que así será.

Fuentes cercanas a la compañía estadounidense dijeron a The Wall Street Journal que Apple planea también incluir dos cámaras traseras en el sucesor del XR y en otro de los móviles que presentará este año, mientras que el "smartphone" prémium de la nueva gama (sucesor del XS Max) tendrá tres cámaras traseras.

También se sabe que los iPhones de 2019 no serán 5G (los móviles de Apple no se acogerán a la nueva red hasta 2020) y que probablemente tendrán una cámara de reconocimiento facial.

La estrategia de Apple para aupar el iPhone en 2019

Las mismas fuentes avanzan que Apple pretende desechar las pantallas LCD en 2020 para dar el salto definitivo a las pantallas OLED, que si bien son más caras también ofrecen un mejor contraste de imagen y, por ende, satisfacen más a los consumidores. Además, si la competencia se casa con el OLED, Apple no tiene más reparo que hacer lo mismo.

La planificación de productos para 2019 ya está en una etapa muy avanzada, lo que significa que la mayor parte del diseño del hardware es inalterable en este punto. Eso permite a Apple enfocarse en la estrategia de marketing de la nueva gama, que posiblemente involucre cambios de precios, en aras de dilatar la clientela en un momento en el que las ventas dejan mucho que desear.

Apple enfrenta una competencia seria en China, su principal mercado de móviles. El consejero delegado de la empresa, Tim Cook, confirmó en una carta a los inversores la semana pasada que China fue la principal fuente de ingresos en el último ciclo, puesto que la tecnológica gana cerca del 20% de sus ingresos en la república asiática.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad