Así será el iWatch, el dispositivo con el que Apple quiere volver a romper el mercado

stop

La compañía no había invertido tanto en investigación y desarrollo en los últimos ocho años. Es sólo una señal de lo que está por venir

25 de julio de 2014 (19:25 CET)

El gran anuncio de este año de Apple no será, como espera la mayoría de sus seguidores, el iPhone 6. El nuevo teléfono no dejará de ser una continuidad, una versión mejorada y más útil de un producto que podría dejar de ser el centro de atención para dar paso a una nueva categoría estrella: la de los relojes inteligentes.

Apple, la empresa más valorada del mundo, ha enfocado esfuerzos y dinero en el iWatch, el primer reloj inteligente de la marca que se podrá conectar con el resto de dispositivos de la casa (iPhone, iPad, Mac y iPod) para llevar la información y el entretenimiento de los dispositivos a la muñeca del usuario. Con una nueva funcionalidad, Continuity, incorporada en sus sistemas operativos, los usuarios podrán terminar, por ejemplo, un trabajo que comenzaron con su iPad en el ordenador. Y el iWatch podrá convertirse en una extensión de todos los dispositivos.

Así como lo hizo con el iPod, el iPhone y el iPad, Apple no es el primero en crear la categoría, pero probablemente termine siendo el mejor. En el último trimestre del año, la multinacional lanzará el producto con el que espera devolver el entusiasmo consumista a sus tiendas. La cifra de inversión y desarrollo que Apple ha ejecutado en el último trimestre muestra lo que vendrá: un 35% más que el año pasado y supone el gasto más elevado en los últimos ocho años.

Medidor de constantes vitales

Apple ya tiene patente para su nuevo reloj inteligente. Según el documento, filtrado en los blogs de seguidores de la marca en los Estados Unidos, el dispositivo contará con un conector para auriculares (jack 3.5mm) y un sensor que permitirán medir constantes vitales.

Patente del nuevo reloj de Apple. (Fuente: Applesfera)

Los dos componentes conformarán el encaje para las aplicaciones Healthkit presentadas por Apple en junio pasado. El reloj también dispondrá de GPS para emitir localización constante que se comunicará con aplicaciones de terceros.

Pantalla de zafiro

Apple ha firmado un importante contrato con la empresa GT Advance para la compra masiva de zafiro. El acuerdo hace sospechar que las pantallas de los nuevos relojes estarán compuestas por este material que ofrece alta resistencia a golpes y ralladuras pero que es sumamente costoso.

En un principio el mercado dio por hecho que que el mineral se utilizaría para recubrir las pantallas de los iPhone 6, pero el consenso entre los seguidores apunta a que estas reservas serán utilizadas en los nuevos relojes. Los usuarios esperan que en breve se filtren, desde las fábricas chinas, las nuevas imágenes de los prototipos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad