Más grande y de aluminio: así será el iPhone 6, la última creación de Apple

stop

El fabricante prepara un teléfono más estilizado y con el sistema de huella dactilar como principal mecanismo de seguridad

Imagen del nuevo modelo del iPhone 6, según Mac Rumors

06 de julio de 2014 (22:20 CET)

Apple ultima el lanzamiento de su producto estrella: el nuevo iPhone que probablemente se denominará iPhone 6.

El nuevo modelo ha levantado grandes expectativas por las novedades en tamaño y funcionalidades. Gracias a las filtraciones de varias imágenes procedentes de las fábricas en las que se está ensamblando, se puede dar por hecho que el nuevo terminal saldrá a la venta con dos tamaños de pantalla: 4,7 y 5,7 pulgadas. Ambos superarán de forma notoria las dimensiones del actual iPhone 5S, que cuenta con una pantalla de cuatro pulgadas.

Aluminio y bordes estilizados

Las tendencias del mercado han forzado a Apple a optar por teléfonos mucho más grandes que los actuales. La creciente preferencia de los consumidores por grandes pantallas como el Samsung Galaxy Note, de 5,5 pulgadas e incluso por phablets (equipos en los que la línea conceptual entre un tablet y un smartphone se funde), han obligado a los ejecutivos de la empresa californiana a reconsiderar su insistencia por los tamaños modestos.


Los prototipos del nuevo teléfono.
 
El diseño del nuevo terminal se acercará mucho a su hermano mayor, el iPad Mini con pantalla Retina. La parte trasera estará fabricada en aluminio mate y los víseles laterales se reducirán a su mínima expresión. Además, los bordes se estilizan y redondean para una mayor manejabilidad.

La huella dactilar

Aunque algunas de las funcionalidades del nuevo terminal ya habían sido incorporadas en el actual iPhone 5S, como el TouchID (función que permite desbloquear el equipo mediante la huella dactilar), muchas de ellas cobrarán un nuevo protagonismo. El nuevo sistema operativo iOS 8, que libera el código para que los desarrolladores puedan implementar estas características en sus aplicaciones, hará posible desechar el tedioso tecleo de las contraseñas para, por ejemplo, hacer log-in en una aplicación de correo electrónico, una cuenta de Facebook o incluso realizar una compra por internet.

Apple guarda celosamente los detalles del nuevo equipo, pero el nuevo anuncio, previsto para finales de septiembre, ya levanta grandes expectativas y especulaciones entre la comunidad de seguidores y fanáticos de la marca apuestan. Sus competidores también se encuentran ansiosos. De momento Samsung ya ha lanzado una campaña de publicidad en la que destaca una de las principales debilidades de los iPhones: la autonomía de su batería.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad