Brasil denuncia la ‘esclavitud’ de Samsung

stop

La surcoreana podría enfrentarse a una sanción de 81 millones de euros

14 de agosto de 2013 (18:25 CET)

A Samsung le crecen los problemas. El gobierno de Brasil ha demandado a la compañía por “graves” violaciones laborales. Según el Ministerio de Trabajo, los empleados de la surcoreana cargaban a sus espaldas jornadas laborales de 15 horas diarias y hasta 27 días de servicio sin interrupción.

La demanda enfrenta, de nuevo, al gobierno brasileño contra uno de los monstruos de la tecnología. En el país suramericano, la compañía asiática cuenta con la fábrica del smartphones más grande del mundo, la central de Manaus. Y según el Ejecutivo de Dilma Rousseff, se ha convertido en la factoría de los horrores.

Legislación laboral

Las malas condiciones de los trabajadores dejaron en 2012 hasta 2.018 solicitudes de baja de hasta 15 días por razones de salud. Problemas de espalda, casos de tendiditis, bursitis y otros trastornos muscoesqueléticos son algunas de las dolencias más comunes.

La demanda recoge que el centro de trabajo “fue objeto de decenas de actas de violaciones en mayo de 2011, mayo de 2013 y julio de 2013, denotando que el demandado (Samsung) no tiene la menor intención de cumplir con la legislación laboral y adecuar su ambiente de trabajo", informa la BBC.

Compensación millonaria


Un empleado de la factoría brasileña aseguró a las autoridades públicas que han llegado a revisar casi 2.000 dispositivos móviles al día, mientras que otro afirmó que embala 2.700 aparatos diarios.

El gobierno ha reclamado cambios a la surcoreana en 162 ocasiones desde 1996. Pero la compañía tecnológica hace oídos sordos. En esta ocasión, el gobierno brasileño ha reclamado una compensación de 81,5 millones de euros a la empresa tecnológica.

Reacción de Samnsung

La surcoreana, qeu cerró 2012 con un beneficio histórico, no ha tardado en reaccionar. Ha enviado un comunicado en el que aseguraba que colaboraría con las autoridades brasileñas para subsanar el conflicto.

"Una vez recibida la queja en cuestión, vamos a realizar una revisión completa y cooperar plenamente con las autoridades brasileñas. Tenemos mucho cuidado para ofrecer un ambiente de trabajo que asegura los más altos estándares de la industria de la salud, la seguridad y el bienestar de nuestros empleados en todo el mundo ", ha indicado la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad