El 88% de los millennials prefiere un plan de datos ilimitados que uno de llamadas y mensajes. Foto: Pexels

California plantea un impuesto a los mensajes de texto

stop

Las "telecos" se oponen a la propuesta del gobierno de California de imponer una tarifa a los mensajes de texto para sufragar prestaciones sociales

Economía Digital

El 88% de los millennials prefiere un plan de datos ilimitados que uno de llamadas y mensajes. Foto: Pexels

Barcelona, 14 de diciembre de 2018 (11:38 CET)

¿Un impuesto a los mensajes de texto en tiempos de Whatsapp, iMessages de Apple y Facebook Messenger? La Comisión de Servicios Públicos de California propone cobrar una tarifa a los mensajes de texto que se envían a través de móviles, para ampliar el sostén del Programa de Propósito Público.

Los programas de propósito público de EEUU utilizan los ingresos de los impuestos para que las personas de bajos recursos tengan acceso a los servicios de telecomunicación, pero la comisionada californiana Carla J. Peterman cree que las "telecos" no aportan los fondos necesarios para conseguir este objetivo.

El debate llevará a una votación para decidir si se puede o no establecer tarifas al usuario por el envío de mensajes de texto, dado que la legislación permite a los estados individuales imponer nuevas obligaciones para preservar el "derecho universal" a los sistemas de telecomunicaciones.

Las "telecos" rechazan el impuesto a los mensajes

Los defensores del proyecto critcan que la industria de telecomunicaciones eludió estos impuestos durante el auge de internet al ofrecer "servicios de información" como correo electrónico y navegación web, mientras los ingresos captados por el impuesto disminuían al compás de los nuevos hábitos de comunicación.

Hasta ahora, los programas de propósito público se mantienen en gran parte gracias a un impuesto a las llamadas telefónicas, que han venido a la baja con el cambio generalizado hacia los mensajes de audio y texto, y las llamadas gratuitas en servicios de mensajería.

Las tarifas a las llamadas han caído de los 16.500 millones de dólares en 2011 a los 11.300 millones en 2017, mientras el presupuesto para el subsidio de los usuarios con menos recursos ha crecido de 670 millones de dólares en 2011 a 998 millones en 2017, informó USA Today.

Las telecos estadounidenses están en contra de la propuesta, al considerar que beneficia a servicios como Whatsapp, iMessage y Messenger, que al ser gratuitos no serían regulados. La patronal de telecomunicaciones en EEUU tilda la medida de "ilógica, anticompetitiva y perjudicial para los usuarios".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad