Imagen: Coinbase
stop

La mayor entidad de intercambio de criptodivisas ofrece una tarjeta de débito para realizar pagos convencionales utilizando monedas virtuales

Madrid, 22 de abril de 2019 (08:44 CET)

El sueño de convertir bitcoin en una divisa descentralizada para realizar transacciones y compras comunes todavía está lejos de ser una realidad, pero empiezan a aparecer entidades que hacen algo parecido: sirven como pasarela entre una monedero de criptomonedas (como bitcoin y otras) y sistemas de pago convencionales mediante tarjetas bancarias físicas y pago móvil.

Coinbase, la empresa más grande de intercambio de criptodivisas y una de las que más capital ha captado de inversores, ha comenzado a ofrecer su primera tarjeta de débito para realizar pagos utilizando bitcoin, ethereum y otras monedas virtuales que el usuario tenga en su wallet.

De este modo Coinbase se transforma en una startup de fintech al más puro estilo europeo como lo son Revolut o N26, bancos digitales con tarjetas sin comisiones. Revolut, por ejemplo, también permite comprar con bitcoines pero requiere que el usuario enlace su monedero con una tarjeta o cuenta bancaria.

Compras sin comisiones y retirada de efectivo

Con la tarjeta emitida por Visa se podrán gastar bitcoines en las compras utilizando su cambio oficial que tiene la particularidad de cambiar de valor en cuestión de segundos. Al igual que hacen Revolut o la alemana N26 las compras con esta tarjeta no tienen comisiones y permiten la retirada de efectivo en cajeros de todo el mundo, de hasta 200 libras al mes, también sin comisiones.

Mientras millones de usuarios de bitcoin se alegran de que desde hace unas semanas el precio del Bitcoin haya vuelto a superar la barrera de los 5.000 dólares, este tipo de servicios financieros posibilita a los más de 25 millones de clientes de Coinbase utilizar por fin sus bitcoin de forma práctica y para algo más que almacenar valor o especular.

Coinbase pondrá en circulación de su tarjeta primero en Reino Unido, y su intención es expandirse después al resto de Europa, “a lo largo de los próximos meses”, según Zeeshan Feroz, director de Coinbase para Europa.

Jack Dorsey, de Twitter, es su principal competencia

Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter y actual CEO de la red social, dirige Square, una empresa de gran éxito económico aunque poco conocida fuera de EE UU.

La empresa, que se dirige principalmente a negocios que necesita un terminal de pago con tarjeta, dispone de una app llamada Cash. Y aunque Cash nació como aplicación que para pagar con tarjetas, en comercios o entre particulares, a través del móvil, desde 2018 también permite el pago con bitcoin.

Dorsey, que dice está comprando hasta 10.000 dólares a la semana en esta divisa digital, es un ávido usuario de bitcoin. Precisamente de ese interés por las criptodivisas su compañía añadió en Cash la opción de usar también un monedero bitcoin.

Además de existen otras empresas que ofrecen servicios de tarjetas usando saldo de bitcoin, como 2gether, CryptoPay o Uquid. Pero no siempre es un buen negocio.

A principios de 2018 el monedero de criptodivisas Xapo, fundada por los argentinos Wences Casares y Federico Murrone, dejó a sus usuarios sin tarjeta de débito por un conflicto con la empresa emisora de las tarjetas y Visa. Xapo fue una de las primeras empresas relacionadas con bitcoin que emitió tarjetas vinculadas al monedero de criptodivisas, en 2014.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad