Fotografía: PayPal.

Cómo funciona el pago con códigos QR de Paypal

stop

La nueva forma de pago de PayPal permite pagar (y cobrar) de forma presencial a través del móvil. No necesita tarjeta de crédito o débito

Madrid, 15 de junio de 2020 (12:43 CET)

Pagar con el móvil a través de sistemas de pago como Samsung Pay, Apple Pay o Google Pay está sujeto a ciertos requisitos técnicos —funcionan en móviles que tienen determinadas características— y financieras, ya que normalmente utilizan tarjetas bancarias, propias o de entidades bancarias.

Ambos requisitos suponen una barrera de entrada para muchos ciudadanos y aun así el pago móvil es cada vez más habitual, en parte porque funciona con terminales de pago, TPV y lectores de tarjetas ya existentes.

El pago con códigos de barras de tipo QR —que visualmente tienen forma rectangular o cuadrada y muestran pequeños recuadros negros sobre fondo blanco— funciona de forma parecida al pago móvil ya conocido, pero técnicamente es algo más simple.

Pago por Paypal mediante código QR

Este método de pago por código QR es el que ha incorporado recientemente la app móvil de PayPal. Permite pagar en cualquier comercio o establecimiento siempre y cuando el vendedor también utilice el sistema y disponga de un código QR, que se genera desde la app de PayPal y se puede exhibir impreso en la tienda.

De este modo en el momento de pagar —en una tienda de alimentación, por ejemplo— el comprador solo tiene que escanear el código QR del vendedor con la app de PayPal (parecido a "hacer una foto" a un cartel) teclear en su teléfono el importe a pagar y aceptar el envío del dinero.

La transacción se realiza in situ y en tiempo real, por lo que el vendedor puede comprobar en el mismo momento si el pago y el importe pagado por el comprador son correctos. El sistema no tiene coste para el comprador pero tiene una pequeña comisión para el vendedor, aunque está exento hasta el próximo 13 de septiembre.

Por tanto el pago móvil por código QR también es presencial, sin contacto y a través del teléfono. Pero a diferencia del pago móvil convencional no utiliza los lectores de tarjetas ya existentes, por lo que el vendedor tiene que tener cuenta de PayPal y conocimiento de la existencia y funcionamiento de esta forma de pago a diferencia de lo que sucede con el pago móvil convencional, que simplemente funciona sobre los TPV convencionales como si fuera una tarjeta contactless.

En cuanto a los requisitos financieros, el pago por código QR de PayPal puede no estar vinculado a una tarjeta de débito o de crédito (aunque puede usarse) pero sí es necesario disponer de una cuenta bancaria en la que realizar los cargos o desde la que transferir fondos a la cuenta de Paypal.

Un método de pago muy popular en China

Pagar a través del móvil mediante códigos QR es una forma de pago muy popular en países asiáticos. Sobre todo China, donde el 80% de quienes tiene un smartphone lo utiliza para realizar pagos de todo tipo de bienes y servicios.

La epidemia de SARS-CoV-1 en 2003 fue determinante para impulsar en aquel país el pago móvil presencial, minimizando el contacto físico.

Algunos comercios españoles han adoptado el pago por código QR, principalmente para facilitar las compras de turistas chinos. Pero sigue sin ser una forma de pago común entre los nacionales: España es un país muy "bancarizado" en el que buena parte de la población dispone de tarjeta bancaria y donde todavía se utiliza mucho el efectivo para realizar pequeños pagos en efectivo, especialmente cuando se trata de pequeñas compras cotidianas. Sin embargo este método de pago puede popularizarse tras la pandemia del covid-19, de forma parecida a como sucedió en Asia hace quince años.

Un método más accesible y asequible, pero no exento de barreras

El uso de códigos QR se engloba dentro del concepto de "pagar sin tocar" o pago "contactless" sin contacto físico; una concepto que, en plena pandemia del covid-19, se ha erigido como un método de pago "seguro" a pesar de que numerosas entidades defienden que pagar con dinero en efectivo también es seguro en tanto no hay evidencia de que el Covid-19 se propague a través de billetes y monedas.

Y aunque el pago móvil por código QR rebaja los requisitos técnicos y financieros, no elimina las barreras y tampoco puede competir en sencillez con el pago en efectivo: sigue siendo necesario disponer de un smartphone —móvil con cámara y posibilidad de instalar apps— loque para muchos ciudadanos supone un inconveniente económico, de capacitación o físico; por ejemplo en el caso de personas vulnerables, sin ingresos... o en el caso de personas con problemas para el aprendizaje, o de movilidad, o de visión.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad