Economía Digital cuenta con seis perfiles en Twitter. El mayor de ellos, @economiaed_, supera los 33.000 seguidores reales. ED

Economía Digital pasa el examen de Twitter siete veces mejor que la media

stop

Twitter elimina las cuentas sin una persona real detrás: Economía Digital aprueba como uno de los medios más saneados y honestos en su estrategia social

Economía Digital

Economía Digital cuenta con seis perfiles en Twitter. El mayor de ellos, @economiaed_, supera los 33.000 seguidores reales. ED

16 de julio de 2018 (18:00 CET)

La primera gran purga de “usuarios fantasma” en Twitter certificó que las comunidades sociales de Economía Digital se cuentan entre las más saneadas y reales del mercado. La reducción del número de seguidores como consecuencia del examen de Twitter al conjunto de los perfiles de Economía Digital ha sido del 2,1%.

El porcentaje hay que compararlo con la media de Twitter, que fue del 15%, y con el extremo opuesto: en España hay grupos de comunicación que, tras el control, han perdido hasta la mitad de sus presuntos seguidores.

Esta purga de usuarios ha consistido en eliminar aquellas cuentas que no han sido confirmadas desde que fueron creadas y también las que han mostrado cambios repentinos en su comportamiento.

Es decir, lo que ha hecho Twitter ha sido suprimir usuarios que no han demostrado tener detrás una persona real o que se mantenga activa en la red social.

Economía Digital poseía un volumen de usuarios inactivos siete veces inferior al promedio de perfiles en todo Twitter y carecía de usuarios comprados a granel, por lo que la pérdida total de seguidores ha sido mínima.

El resultado evidencia la honestidad y acierto de la estrategia social de Economía Digital en la gestión de sus comunidades, así como la autenticidad de éstas. Tras el examen, el grupo editor certifica una comunidad de 61.209 followers a través de sus seis cuentas tematizadas.

Twitter pone al día las listas de seguidores

La puesta al día de la lista de followers afectó a todos los usuarios; pero tuvo especial incidencia entre las cuentas verificadas –señaladas con la famosa insignia azul— y corporativas.

Para Twitter, así como para otros actores del mercado de la información, como los grandes anunciantes, la existencia de comunidades infladas de followers o fans, falseadas o compradas a peso, genera un problema de confianza y eficacia en la inversión, por lo que han puesto en marcha diversas iniciativas con las que desnudar a los medios y otros usuarios posiblemente tramposos.

Por ejemplo, BBVA financia proyectos de investigación que tienen la misión de jerarquizar, en este caso a los medios de comunicación, de acuerdo a la ratio seguidores/seguidos, con el fin de detectar a aquellos que hinchan sus cuentas de seguidores.

Twitter acorrala a los falsos "influencers"

Twitter, con la nueva vara de medir, no sólo clarifica el volumen real de su cifra global de usuarios, sino que también pone coto a malas prácticas dentro de su comunidad; como lo ha sido la compra/venta, al margen de Twitter, de “usuarios fantasma” con el único objetivo de dopar relevancias.

Se pone en su sitio, por tanto, a algunos “influencers” y grupos de comunicación, cuyas prácticas de compras masivas de cuentas pusieron en alerta incluso a grandes empresas como Unilever.

La multinacional investigó a sus proveedores y suspendió a varios de ellos por acumular “cuentas fantasma” y “congeladas”, que permanecen en desuso durante largos períodos de tiempo, algo habitual también entre las cuentas de spam, bots o falsas.

Economía Digital en Twitter

El impacto desglosado del examen de Twitter por perfiles de Economía Digital ha sido el siguiente:

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad