Electronic Frontier Foundation sale al rescate de los usuarios de Megavideo

stop

TRAS EL CIERRE

Conocido aviso de Megavideo

01 de febrero de 2012 (18:17 CET)

El cierre abrupto de Megaupload y Megavideo ha perjudicado no sólo al propietario de la plataforma de contenidos audiovisuales, Kim Dotcom, sino también a los millones de usuarios que se habían registrado para disfrutar de las series y las películas sin límites y que almacenaban archivos legales en la web.

Sin embargo, la asociación sin ánimo de lucro Electronic Frontier Foundation (EFF) ha salido en defensa de los usuarios y ha hecho de intermediaria con la empresa de almacenamiento Carpathia para crear una web –www.megaretrieval.com-- que permita a los clientes recuperar los archivos.

Los usuarios se alarmaron cuando el pasado viernes los fiscales que investigan el caso anunciaron a las compañías Carpathia y Cogent Communications Group que podían comenzar a eliminar todos los datos almacenados en la nube de la plataforma a partir de este jueves.

Pugna 'on line'


La EFF se creó en 1990 con el objetivo de defender a los creadores y consumidores de la red frente a los ataques contra “la libertad de expresión, la privacidad, la innovación y derechos de los usuarios” según explica la fundación desde su site.

La organización ha expresado que “está preocupada por que a tantos usuarios legales de Megaupload se les haya quitado su propiedad sin aviso y el Gobierno no haya dado pasos para ayudarles".

El FBI exigió el cese de Megaupload y Megavideo el pasado 20 de enero tras hallar indicios de que su número uno, Dotcom, junto al equipo de trabajo habían creado todo un entramado para blanquear dinero y ganar ilegalmente al menos 175 millones de dólares. Desde que saltó a la luz la noticia las reacciones no se han hecho esperar.

El colectivo Pirate Parties International anunciaba hace unos días que presentaría una denuncia contra el FBI en favor de los usuarios que habían perdido sus archivos. Ambas webs tenían en torno a 150 millones de personas registradas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad