Fotografía: Cohda.

Este gadget identifica si un producto se puede reciclar o no

stop

El "escáner de mano" conceptual RID identifica con qué material está fabricado un producto (como un envase de alimentación) e indica si se puede reciclar

Madrid, 06 de septiembre de 2019 (13:12 CET)

Aunque de momento el dispositivo RID (Recycling Identification Device) es una idea conceptual, los diseñadores del estudio diseño Cohda creen que su desarrollo es viable, y que sería de gran utilidad para ayudar a los consumidores a la hora de clasificar los desechos para enviarlos a reciclar.

El gadget es parecido a un pequeño escáner de mano que se coloca directamente sobre un objeto (como un envase de alimentación) y es capaz de identificar con qué materiales está fabricados, e indicar si se puede reciclar o no.

  • "Es habitual que se produzca cierta confusión con respecto a si un artículo se puede reciclar o no, incluso para las personas más digiligentes y comprometidas con el reciclaje," dicen desde Cohda.
  • Esta confusión se debe principalmente a cambios en las indicaciones de reciclado, a la multitud de materiales de embalaje diferentes a los que se enfrentan los usuarios y a su creciente complejidad.
  • Como consecuencia, en ocasiones el consumidor intenta reciclar artículos que no son reciclables o deja de enviar a reciclar un producto que sí se pueden reciclar.

El dispositivo RID aplica una técnica denomina espectrometría de infrarrojo que utiliza luz infrarroja (invisible al ojo humano) para identificar el material aprovechando que los distintos elementos absorben y reflejan diferentes longitudes de onda. El resultado del análisis es lo que los diseñadores de Cohda denominan un huella dactilar única. Comparando esa huella con una base de datos es posible conocer a qué material corresponde.

Pero, a pesar de la teoría, la complejidad de muchos embalajes actuales pueden causar confusión en sistemas automáticos como RID, que puede obtener resultados diferentes dependiendo de en qué parte del objeto se coloque el dispositivo.

Recientemente científicos del MIT desarrollaron un robot reciclador capaz de distinguir entre plástico, cartón o metal mediante sensores para determinar la conductancia y la rigidez de los materiales.

  • Gracias a un sensor de tensión el robot mide el tamaño de un objeto, mientras que dos sensores de presión determinan la rigidez del mismo: si se aplasta fácilmente es papel o cartón, y si es rígido seguramente es un plástico.
  • Sin embargo el robot reciclador del MIT solo tiene un 85% de precisión cuando los objetos están inmóviles, precisión que se reduce a solo un 63% cuando están en movimiento en una cinta transportadora simulada.

El robot del MIT todavía no es capaz aún de tener en cuenta las complejidades de clasificar el reciclaje en la vida real, como cuando hay metal dentro de una caja de cartón, por ejemplo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad