Fábrica de Huawei en Songshan. Fotografía: Huawei
stop

La compañía china se enfrenta a 23 cargos en dos acusaciones separadas elaboradas por el Departamento de Justicia de los EE UU

Madrid, 29 de enero de 2019 (10:09 CET)

En un comunicado emitido hoy Huawei dice estar "decepcionada al conocer los cargos presentados ayer contra la compañía". En total son 23 cargos en dos acusaciones separadas, que abarcan desde el robo de secretos comerciales al fraude financiero; lavado de dinero y violación del embargo a Irán, país con el que, según la acusación, Huawei realizó negocios de forma encubierta.

"Huawei niega que ella o alguna subsidiaria o filial haya cometido cualesquiera de las infracciones expuestas en cada una de las acusaciones, y no tiene conocimiento de ningún delito por parte de la Sra. Meng." La compañía confía en que los tribunales de EE UU finalmente "llegarán a esta misma conclusión".

Detención de la directora financiera de Huawei

Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei e hija del fundador de la multinacional, permanece en arresto domiciliario en Vancouver (Canadá) desde el pasado mes de diciembre, a petición de EE UU.

Según Huawei, "tras el arresto de la Sra. Meng la compañía buscó una oportunidad para discutir la investigación puesta en marcha por el Distrito Este de Nueva York con el Departamento de Justicia, pero la solicitud fue rechazada sin ninguna explicación."

Mientras tanto EE UU trata de de extraditar a Meng "alegando que Huawei hizo negocios en Irán a través de una compañía de Hong Kong llamada Skycom, y que engañó a los bancos estadounidenses haciéndoles creer que las dos compañías estaban separadas," según la publicación Time.

Robo de tecnología de T-Mobile

En 2017 T-Mobile recibió 4,8 millones de dólares de Huawei (de los 500 millones que reclamaba la operadora) tras el veredicto del jurado en relación al robo de secretos comerciales. Una disputa que, dice Huawei, "ya fue objeto de una demanda civil que quedó resuelta por las partes después de que un jurado de Seattle no encontrara daños, ni conducta intencionada ni maliciosa."

A pesar de lo anterior el Departamento de Justicia de los EE UU alegó ayer que su caso es "independiente" de aquel, y que en este caso el Gobierno se persona como acusación.

Acusada de incentivar a empleados para robar secretos

Otra de las acusaciones que hace el Departamento de Justicia contra Huawei tiene que ver con los incentivos ofrecidos a sus empleados por "robar información confidencial de compañías extranjeras", según la demanda y recoge Business Insider.

"Los correos electrónicos obtenidos durante la investigación federal muestran supuestamente que Huawei organizó el robo de secretos comerciales ofreciendo a sus empleados recompensas basadas en el valor de la información robada," según la publicación

Veto de EE UU a los sistemas de Huawei

El gobierno de Donald Trump lleva meses presionando a compañías de telecomunicaciones de EE UU y a países aliados para que no incorporen sistemas de Huawei en sus infraestructuras; en especial con las relacionadas con la tecnología 5G, la próxima generación de conectividad móvil de alta velocidad. El motivo es un supuesto "riesgo de espionaje" por parte del estado asiático a través de esos sistemas, según Trump.

Hasta la fecha no se ha podido probar este extremo, y las sospechas de espionaje se mueven en todas direcciones: "La realidad —dicen en TechCrunch— es que China no es una amenaza mayor para la seguridad nacional de lo que es EE UU para China. Si EE UU y Canadá no quieren utilizar equipos Huawei o ZTE en sus redes por el temor a un ciberataque sorpresa dentro de diez años, ¿por qué China, Rusia o cualquier otro estado "enemigo" deberían entonces utilizar tecnologías de las norteamericanas HPE o Cisco?"

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad