Instagram quiere potenciar el comercio online con una app exclusiva para las ventas. Fotografía: Erik Lucatero, Unsplash
stop

La filial de Facebook aprovecha sus más de 25 millones de cuentas comerciales para desarrollar un portal de comercio electrónico

Alessandro Solís

Economía Digital

Instagram quiere potenciar el comercio online con una app exclusiva para las ventas. Fotografía: Erik Lucatero, Unsplash

Barcelona, 07 de septiembre de 2018 (13:12 CET)

La sede de Facebook, en California, ha decidido apostar fuerte por el comercio online. Ya lo empezó a hacer en su red social principal con la venta directa de productos y la promoción de servicios a través de su herramienta Marketplace. Además, Instagram –también propiedad de Facebook– ya dio el primer paso cuando activó un sistema para comprar desde la app y, ahora, va a jugar más fuerte.

Instagram es la primera filial del imperio de Mark Zuckerberg en adentrarse en profundidad en el terreno del comercio electrónico. Los desarrolladores de la red social trabajan día y noche para lanzar una aplicación independiente y dedicada exclusivamente a la venta de productos en Internet, para competir de forma directa con Amazon y otros gigantes del sector.

Bajo el nombre tentativo de IG Shopping la app permitirá que los usuarios exploren y compren una amplia cantidad de productos de los fabricantes y marcas a las que siguen en Instagram. Fuentes cercanas al proyecto informaron a The Verge que Instagram tiene confianza plena para dar el salto definitivo al e-commerce.

No obstante, la compañía no ha responido a las preguntas de la prensa al respecto.

Instagram quiere una porción del negocio de Amazon

El proyecto que desarrolla Instagram no es nada diferente a uno de los negocios principales de Amazon: servir como plataforma de venta para proveedores externos. El minorista de Jeff Bezos permite que las empresas vendan directamente sus productos a través de su portal a cambio de un porcentaje de las ventas.

Instagram tiene una ventaja en este escenario: más de 25 millones de negocios tienen ya cuenta oficial en la red social, de los cuales unos dos millones también son anunciantes según la directora de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg. Es decir, no será difícil crear una cuenta comercial en Instagram. 

Se calcula que cuatro de cada cinco usuarios de la app sigue al menos a una marca y que muchos 'instagrammers' se han acostumbrado rápidamente a ver pasar promociones de productos en las cuentas a las que siguen, por lo que en la sede de Facebook creen que el comercio digital ayudará a aumentar las ganancias de la filial.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad