Jay Z convence al 'star system' en el lanzamiento de Tidal

stop

El competidor de Spotify consigue el amparo de Madonna, Rihanna, Daft Punk, Kayane West, Arcade Fire, Coldplay, Calvin Harris, Jack White y Beyoncé, entre otros

Jay Z reunió a varias estrellas en la conferencia de prensa en la que presentó Tindal

en Barcelona, 01 de abril de 2015 (11:12 CET)

La crisis de la industria musical, inmersa en un cambio de tendencia, ha propiciado que algunos grandes del star system intenten plantar cara de forma radical a las innovaciones tecnológicas que sacuden al sector. La última, la retirada de todos los discos de Taylor Swift de Spotify por expreso deseo de la cantante el pasado noviembre. Consideró que el servicio de streaming más popular no le generaba suficientes beneficios y, por ende, le cayeron chuzos de punta. Aunque han enfundado las espadas cuando detrás de una iniciativa de estas características se encuentra uno de los más grandes: Jay Z

El artista estadounidense desembolsó 56 millones de dólares (51,2 millones de euros) para adquirir la plataforma Tindal al grupo suizo Aspiro y le ha dado su toque. 

El productor, rapero y marido de Beyoncé lanzó la madrugada de este martes (hora española) en Estados Unidos la última versión de su servicio de streaming. El funcionamiento es muy parecido al de Spotify o Deezer. La novedad son sus padrinos: Madonna, Rihanna, Daft Punk, Arcade Fire, Kanye West, Coldplay, Jack White, Calvin Harris, Usher y una larga lista en la que se encuentran casi todos los ganadores de los últimos Grammy. 

Campaña de marketing 

Jay Z no es sólo una súper estrella, es uno de los más poderosos del sector. Por ello, no es de extrañar que en la presentación fuera Alicia Keys (quien cantó el himno a Nueva York Empire State of Mind junto a Jay Z) quien cargara contra sus rivales. Destacó que Tindal "se esfuerza por mantener una industria que promueve la salud y la sostenibilidad de nuestro arte y nuestra industria en todo el mundo".   

La campaña de marketing que se ha puesto en marcha tiene pocos precedentes. ¿Qué empresa es capaz de congregar a tantas estrellas para su promoción inicial? ¿Y de inducir gratuitamente a la propia Nicki Minaj a solicitar a sus fans que añadieran la huella de Tindal en su imagen de perfil? Justificó que era la mejor opción para dar un espaldarazo público "a quien es justo, el futuro". 

"Hoy podremos cambiar el transcurso de la historia de la música", escribía Kanye West en su perfil de Twitter, cuya foto de perfil es el logo del servicio. Además, si West está en una causa no tardará en apoyarla su esposa, la muy-influyente-en-todo Kim Kardashian. Éxito asegurado. 

Exclusividad 

Por ahora, los competidores directos de Tindal han hecho caso omiso al lanzamiento de la aplicación. Pero hay nervios en las salas de mandos. 

Jay Z y su entorno han empezado a negociar la exclusividad de los artistas que se incluirán en el catálogo del servicio. Incluso ha sumado su primer golpe de efecto: Taylor Swift se ha rendido a los pies del productor y permitirá a los fans escuchar sus canciones a través del servicio. Todo ello, por 10 dólares al mes (9,3 euros), en línea a las tarifas de sus competidores. 

¿Resistirán?
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad