La seguridad del teléfono de Apple, en la cuerda floja

stop

Otro joven recibe una descarga al hablar con su móvil conectado, aunque todas las víctimas usaban un cargador falsificado

20 de julio de 2013 (10:40 CET)

La seguridad del archifamosos smartphone de Apple, iPhone, está en la cuerda floja. Por segunda vez en pocas semanas, el dispositivo móvil es el principal sospechoso de provocar una descarga eléctrica a un joven chino. En esta ocasión, no se tiene que lamentar ninguna víctima mortal. El afectado está vivo, aunque en estado de coma.

Igual que ocurrió hace días, el incidente tuvo lugar mientras el joven hablaba con su móvil cuando estaba conectado en la red. La hermana de la víctima, ingresado en un hospital de Pekín (China), confesó que se encontraba con él en el momento en que recibió la descarga y que desenchufó de inmediato el dispositivo.

"Sentí un dolor en mis manos, como corría la energía eléctrica de mi dedo hasta el pie", ha declarado a los medios de comunicación del país.

Cargador falsificado

Las palabras de la joven han caído como un jarro de agua fría en el headquarter de Apple, situado en la ciudad de Cupertino (California). Aunque hay otro elemento común entre las dos víctimas que da oxígeno al grupo de la manzana: ambos usaban un cargador falsificado.

La compañía de la manzana ha declarado sus condolencias a la familia y ha prometido que investigaría el caso. Lo que es imborrable es la mancha que queda en Apple con la segunda víctima por descarga eléctrica en menos de 20 días en China.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad