Las estafas on line se aprovechan de los ‘Cibermonday’ y de las compras navideñas

stop

Una de cada seis personas que buscaban ofertas en EEUU o Europa compró productos falsificados

El comercio electrónico, un motor económico al alza I Portaltic

01 de diciembre de 2014 (00:00 CET)

El comercio electrónico se prepara para una Navidad histórica. Amazon avanza que las compras serán de récord en España, el quinto país europeo en volumen de negocio. En 2013 alcanzó los 14.414 millones de euros, pero la cifra podría aumentar el 16,8% este año si se confirman los cálculos recogidos en el informe E-Commerce Europe.

Los españoles se van cada vez más de shopping a través de sus dispositivos como los smartphones. De hecho, el 40% de los internautas en España utilizan el móvil para realizar compras, sólo por detrás de Italia (44%) y Reino Unido (41%).

Comprar falsificaciones

Pero toda precaución es poca cuando se trata de comprar desde la red. Y es que las estafas en internet se multiplican durante campañas puntuales como el Black Friday, el Cibermonday o la de Navidad. Los falsificadores son conscientes de este apetito consumista sin movernos de casa o del despacho. Y lo aprovechan.

El estudio Shoopping Report 2014 de MarkMonitor revela que una de cada seis personas que buscaban ofertas en Estados Unidos y Europa ha comprado, por error, productos falsificados.

Para evitar que una ganga pueda salir muy cara, la empresa de protección de marcas on line propone una serie de pasos con los que distinguir lo auténtico de lo falso.

No todas las gangas son de fiar

En primer lugar, comprobar la reputación del portal en el que se va a realizar la compra. Sobre todo si la web no es muy conocida y el cliente ve una auténtica ganga. En ese caso, es aconsejable una búsqueda previa con el nombre del portal acompañado de la palabra estafa o similar y revisar los resultados publicados.

Asimismo, MarkMonitor propone comprobar el precio recomendado del producto y compararlo con el propuesto en una página web. “Si el portal en cuestión lo ofrece por mucho menos dinero, probablemente es falso”.

Presentación de la web

Otro paso a tener en cuenta sería examinar los protocolos de seguridad del portal antes de hacer el pago así como conocer la política de devolución. También puede ayudar al cliente averiguar dónde está la sede de la compañía ya que como indica MarkMonitor, la mayoría de falsificaciones provienen de países asiáticos como China.

Aunque la prueba más visible de que el portal no es de fiar es comprobar algo tan sencillo como la ortografía y la presentación de la página web.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad