Lidl retira la ''publicidad engañosa'' de las cremas premiadas por la OCU

stop

La cadena de supermercados deja de promocionar sus cremas de bajo coste como las mejores del mercado

Campaña publicitaria de Lidl con su crema Cien.

Madrid , 01 de noviembre de 2016 (06:00 CET)

El mayor éxito comercial en la historia reciente de Lidl en España ha sido impulsado por los estudios de la OCU, que han reconocido a sus cremas de bajo coste como las mejores del mercado por encima de marcas reconocidas como Vichy, Eucerin o L'Oreal.

Lidl ha disparado sus ventas por 20 tras promocionar los resultados de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que le ha pedido retirar la publicidad que utiliza el estudio de la OCU para aumentar las ventas. Después de que la cadena alemana haya agotado sus existencias, Lidl ha anunciado que dejará de distribuir los folletos que la promocionan, tal como ha solicitado la OCU.

La solicitud se ha producido después de que este medio reseñara que la propia OCU había activado una campaña casi publicitaria para destacar los buenos resultados de las cremas Lidl en sus estudios.

Publicidad indirecta

Pero Lidl no ha sido la única en promocionar sus cremas. La OCU ha alabado las cremas de bajo coste con los siguientes enunciados en su web: "¿Sirven de algo las cremas antiarrugas? ¿Cumplen sus promesas? Para averiguarlo hemos llevado a un laboratorio 14 cremas antiarrugas, 995 mujeres las han probado en condiciones controladas frente a una crema estándar y hemos medido sus efectos tras un mes de uso".

"Y la conclusión --prosigue la OCU-- no deja lugar a dudas: no es necesario gastar mucho dinero para tener una buena crema antiarrugas, pues la mejor de nuestro estudio es también la más barata. Una auténtica compra maestra... y todo un acierto", asegura la Organización de Consumidores y Usuarios.

Paso atrás

Lidl ha asegurado que no hará nuevas campañas de promoción de su exitosa crema con la mención de los estudios de la OCU. La popular crema es fabricada por Win Cosmetic en Alemania a precio de saldo. Los resultados de ventas han sido tan beneficiosos que la compañía tuvo que solicitar urgentemente una mayor envío de cremas hidratantes y antiarrugas desde las fábricas alemanas.  

"Lidl se compromete a partir de ahora a no utilizar con fines comerciales el nombre de la OCU ni de la terminología utilizada en la elaboración de sus informes en próximas campañas publicitarias asociadas a la crema Cien Aqua o a cualquiera de los productos de su surtido que sean sometidos a análisis", ha explicado la compañía a este diario.  

En 2014, Lidl ya agotó sus existencias después de que la OCU nombrara a su crema antiarrugas la mejor del mercado. Entonces, liquidó 1,5 millones de cremas en pocos días. La compañía reconoció que el fenómeno de ventas no tenía parangón en ningún otro país donde Lidl vende las mismas cremas.

Quejas sectoriales

La patronal de la industria cosmética ha criticado los estudios de la OCU al asegurar que carecen de rigor científico y que no han sido realizado con una metodología transparente. La asociación Stampa, que representa a los principales fabricantes del sector cosmético, ha descalificado el estudio por considerar que los informes que han disparado las ventas de las cremas de Lidl no han controlado las condiciones de aplicación de las muestras.

La OCU se defiende al asegurar que no se trata de un estudio científico y asegura que no ha recibido dinero de Lidl por ninguno de los informes que desde 2014, año tras año, otorgan las primeras posiciones a las cremas de arrugas e hidratantes a Lidl.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad