Arandilla del Arroyo es uno de los pueblos que más compran per cápita en Amazon

Los pueblos con menos habitantes se abrazan a las nuevas tecnologías

stop

Municipios con menos de 40 habitantes confían en los envíos de portales de comercio electrónico para hacer sus compras de productos para el día a día

Barcelona, 09 de enero de 2018 (13:07 CET)

La Navidad es un tiempo festivo idóneo para los reencuentros con familiares y amigos, pero también es una época de consumo masivo en busca de los mejores regalos para Papá Noel, los Reyes Magos o el Amigo Invisible de turno.

Las colas en las tiendas se extienden por todas las cajas y los centros comerciales y urbanos se masifican desmesuradamente. Son unas fechas marcadas en rojo por todas las marcas y también por algunos consumidores que prefieren evitar a toda costa el frenetismo absoluto de las compras de última hora.

Por ese motivo, cada vez más usuarios apuestan por realizar sus compras online y recibir los productos adquiridos en la comodidad de su casa. Esta opción se vuelve popular entre todos aquellos que aborrecen los lugares abarrotados, y un salvavidas para los habitantes de municipios algo más alejados de las grandes ciudades.

Pueblos de menos de 40 habitantes repartidos por todo el territorio español recurren a las compras online no sólo en ocasiones puntuales como Navidad o las rebajas, sino para adquirir productos del día a día como secadores de pelo, lápices de ojos y papel para manualidades, según el informe revelado por Amazon.

El gran comercio, a un click

Las compras a través del ordenador o el móvil se han convertido en el pan de cada día para localidades como Villarejo, una villa riojana ubicada a 48 kilómetros de Logroño que cuenta con sólo 31 habitantes.

Villarejo es el pueblo de España con  menos habitantes que más compra per cápita en Amazon. Gracias al envío a domicilio del gigante del ecommerce, los habitantes riojanos pueden disfrutar de sus adquisiciones en un plazo de entre 1 y 3 días, en función de la suscripción que escojan al realizar sus compras.

Esta tendencia es toda una norma en la provincia de Guadalajara, que agrupa hasta cinco localidades dentro del top 10 de municipios despoblados que más compran en el portal electrónico.

Bañuelos - de 16 habitantes- Anquela del Pedregal y Cincovillas -ambas de 22 habitantes – Ujados -33 habitantes- y Torrecuadrada de Molina -21 habitantes- copan el ranking junto a sus vecinos de Cuenca: Olmeda de la Cuesta y Arandilla del Arroyo, de 34 y 14 habitantes respectivamente. Ancha es Castilla, pero no tanto para los servicios de distribución.

El listado lo terminan de cerrar el pueblo vallisoletano con 31 habitantes de San Salvador y Rublacedo de Abajo, villa en la provincia de Burgos donde viven 29 personas. La inexistencia de grandes superficies en las proximidades y la red de carreteras nacionales cercanas son factores comunes en todas estas municipalidades.

Productos del día a día

Los productos más vendidos en estos pueblos, lejos de ser artículos más especializados como artículos de electrónica, son bienes de uso diario como productos de belleza, de limpieza o de bricolaje.

Existencias como el césped artificial, la banda de unión adhesiva, selladores de juntas o pluviómetros son las más compradas en Bañuelos, mientras que los vecinos de Anquela del Pedregal se decantan por comprar espray quita insectos, bases con imán o interruptores LED.

Los avances de la tecnología posibilitan  que todo ciudadano disponga de un hipermercado multiproducto a través de su pantalla. Pese a quedar todavía lejos de Añora, el pueblo cordobés de 1563 habitantes donde un 85% de ellos han realizado en Amazon, las localidades con poblaciones inferiores a 40 personas incluyen las compras online dentro de su normalidad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad