Microsoft cierra XP para salvar Windows 8

stop

La compañía dejará de ofrecer soporte para el sistema operativo, cuyos usuarios quedarán más expuestos a los ciberataques

08 de abril de 2014 (11:26 CET)

Microsoft ha puesto fecha de caducidad al sistema operativo Windows XP y al Office 2003 para salvar las últiimas versiones. La compañía tecnológica ha decidido jubilar este martes ambas herramientas, dejando a sus usuarios más expuestos a los ciberataques. La multinacional ya no lanzará más actualizaciones de seguridad, ni parches de errores, ni mejoras de contenido.

Sin embargo, según los últimos datos disponibles, más del 25% de los ordenadores funcionan todavía con este sistema que, tras su salida, se ha convertido en el segundo más utilizado de Microsoft, sólo superado por el Windows 7. Mientras, la cuota de mercado del Windows 8 y del 8.1 apenas es del 10%.

Debut hace más de una década


Windows XP llegó al mercado en 2001. “Rápidamente se convirtió en una de las versiones más populares de Windows”, según ha destacado el responsable de estrategia de la compañía, Marco Manuello.

Fruto de su retirada, Microsoft aconseja a los usuarios abandonar el viejo sistema. “Ahora ha llegado el momento para nosotros, junto con nuestros socios de hardware y software, de invertir nuestros recursos en tecnologías más recientes”, subraya la firma en su web corporativa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad