Microsoft 'jubila' a su consejero delegado

stop

Steve Ballmer anuncia que dejará el gigante tecnológico en un año

Steve Ballmer

23 de agosto de 2013 (16:46 CET)

El consejero delegado de Microsoft, Steve Ballmer, ha anunciado que dejará la compañía en los próximos 12 meses. El gigante de Redmond (EEUU) ha emitido un comunicado minutos antes del comienzo de la sesión en Wall Street anunciando que en el directivo de 57 años se jubilará cuando complete el proceso de selección de su sucesor.

Mientras no encuentre al relevo perfecto, Ballmer no dejará las riendas de Microsoft. El objetivo de la tecnológica es que el cambio en la cúpula se note lo mínimo posible, por lo que también prevé una transición tranquila con un traspaso de poderes completo. Microsoft está en pleno proceso de reenfocar el modelo de negocio. Busca que los dispositivos y los servicios tomen más protagonismo.

Comité de sucesión

“Mi idea original respecto al momento es que me retiraría en mitad del proceso de transformación”, asegura el aún consejero delegado en el comunicado a los medios. “No hay un momento perfecto para este tipo de transición, pero ahora es el adecuado”, añade.

Reconoce que él no cumple con el principal requisito de la nueva etapa: “Necesitamos a un consejero delegado que permanezca aquí durante un periodo más largo para esta nueva dirección”. Para buscar al candidato perfecto, el consejo de administración de la tecnológica ha designado un comité especial con los peces gordos de la casa.

Incluye a Bill Gates, fundador del grupo; el presidente del comité de auditoría, Chuck Noski; y el preseidente del comité de compensaciones, Steve Luczo. Trabajará junto a la empresa de headhunters Heidrick & Struggles International.

Cotización

El anuncio de Ballmer ha sido bien recibido por los inversores. Las acciones de Microsoft han iniciado la sesión en la bolsa electrónica Nasdaq este viernes con un repunte del 7,19%, hasta alcanzar los 34,57 dólares por título.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad