Fotografía: Andras Vas

Miles de voluntarios donan potencia de su ordenador contra el SARS-2

stop

La potencia conjunta de un millón de ordenadores personales de todo el mundo ayuda a los científicos en su lucha contra la enfermedad Covid-19

Madrid, 31 de marzo de 2020 (17:01 CET)

Cualquier persona que disponga de un ordenador en casa puede contribuir a la investigación médica participando en la iniciativa Folding@home. Se trata de un proyecto de computación distribuida que escudriña en el funcionamiento y la dinámica de las proteínas implicadas en enfermedades como el cáncer, la gripe, el párkinson y —por supuesto— la Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

"Computación distribuida" significa que varios ordenadores físicamente independientes funcionan como si fueran uno solo. Pueden ser dos, dos mil o un millón de ordenadores que se coordinan entre sí a través de internet repartirse el trabajo, realizar cálculos y completar una misma tarea.

Uno de los proyectos de computación distribuida más conocido y longevo fue Seti@Home, que desde 1999 ha reunido a millones de ordenadores de todo el mundo para analizar señales de radio procedentes del espacio en busca de indicios de vida inteligente. Precisamente hoy 31 de marzo el proyecto Seti@Home se podrá en pausa.

La iniciativa Folding@home, igual que la de Seti@Home, se basa en el mismo principio: mientras el usuario no está utilizando el ordenador la aplicación aprovecha la potencia del ordenador para procesar instrucciones, en este caso correspondientes a simulaciones con proteínas.

"Los virus utilizan las proteínas para suprimir nuestro sistema inmunológico y reproducirse," explican, por lo que entender su funcionamiento es el paso previo para dar con moléculas que bloqueen su funcionamiento o eviten que se enganchen a las células sanas.

"Ciencia ciudadana" contra una gran variedad de enfermedades

Al coordinarse con otros ordenadores a través de internet cada ordenador que participa en Folding@home se convierte en parte de un superordenador a escala planetaria; de hecho, la potencia de cálculo combinada de todos los ordenadores que participan en la iniciativa Folding@home multiplica por 10 la potencia del superordenador Summit de IBM dedicado también —como otros superordenadores— a investigaciones sobre el nuevo coronavirus.

"Folding@home es un proyecto de computación distribuida para simula la dinámica de las proteínas, incluyendo el proceso de plegado de las proteínas y los movimientos de las proteínas implicadas en una variedad de enfermedades," explican desde la web de la iniciativa. 

Los voluntarios que deciden donar la potencia "sobrante" de sus ordenadores —la que no se utiliza cuando uno se levanta del ordenador para ir al baño o a cenar, dejando el ordenador encendido— participan de la ciencia ciudadanaejecutando en sus ordenador simulaciones sobre proteínas que en última instancia permitirá el desarrollo de vacunas y medicamentos.

Cuando el usuario termina de cenar y vuelve al ordenador las simulaciones de Folding@home se detienen hasta que el ordenador vuelva a quedar libre, por lo que no supone ningún perjuicio para el usuario.

Según anunció ayer Greg Bowman, director del proyecto, actualmente hay un más de un millón de ordenadores corriendo simulaciones. Un millón de dispositivos que, combinados, resultan en un potencia de cálculo superior a la que producen los 100 ordenadores más potentes del mundo, juntos.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad