Máscara Xiaomi Youpin F95. Imagen: Xiaomi

Nuevos wearables: máscaras inteligentes contra contaminación y virus

stop

Xiaomi trabaja en una mascarilla respiratoria 'inteligente' que monitorizan la calidad del aire inhalado mediante filtros con sensores electrónicos

Madrid, 20 de febrero de 2020 (11:02 CET)

Los crecientes problemas de salud debido a la contaminación ambiental y la aparición de nuevos coronavirus en el siglo XXI —como el SARS, el MERS y el más recientemente el Covid-19— están a punto de crear una nueva categoría de dispositivos wearables, las mascarillas respiratorias 'inteligentes'; y conectadas, por supuesto.

El actual brote del coronavirus de Wuhan (Covid-19) ha incrementado la demanda de mascarillas faciales y respiratorias, hasta el punto de que, ante la escasez de máscaras en el mercado chino, marcas como Foxconn (conocida por fabricar los iPhone de Apple) o Vivo han destinado lineas de producción dentro de sus factorías para fabricar de mascarillas para sus empleados.

Otro ejemplo es Xiaomi, uno de los mayores fabricantes de móviles y otros dispositivos tecnológicos, desde patinetes eléctricos y aspiradores robot a televisores —amén de todo tipo de productos no tecnológicos— que hace unos días daba a conocer su mascarilla respiratoria, la máscara Xiaomi Youpin F95 diseñada específicamente para niños mayores de 6 años, aunque actualmente no está disponible.

Pero Xiaomi quiere ir un paso más allá y, según una patente referenciada por Gizmochina, la compañía está desarrollando también una máscara respiratoria "inteligente", que sería similar a la Youpin F95 pero con batería, sensores y conectividad Bluetooth.

Monitorizar la actividad y la respiración

Según la descripción de esa patente la "máscara inteligente" de Xiaomi estaría equipada con sensores para medir y capturar datos relativos al aire del entorno, tanto del aire aspirado (filtrado) como del aire exhalado por el usuario.

Esta información quedaría almacenada en la memoria de las máscara y también se puede transferir en tiempo real a otros dispositivos —como el teléfono móvil— de forma parecida a como funcionan las pulseras de actividad y otros wearables.

De este modo con esa información una app en el teléfono puede ofrecer al usuario información relativa a la calidad del aire —como la presencia de partículas contaminantes o de gases nocivos— y, en base a esos datos, proporcionar al usuario recomendaciones e indicaciones relativas a la actividad física y la salud, e incluso notificar mediante una alerta en caso de detectar una "potencial amenaza respiratoria."

La máscara también está diseñada para reconocer con acelerómetros y giroscopios la actividad física del usuario, explican desde Tom's Guide, de la misma forma que hacen los móviles, smartwatches y pulseras inteligentes. Según Xiaomi, con esta información se mejora el cálculo relativa a la frecuencia y volumen de la inhalación de gases y partículas contaminantes, para dar al usuario datos más precisos y recomendaciones de salud más adecuadas.

Hemeroteca

Xiaomi Coronavirus
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad