¿Para qué sirve la 'Touch Bar' de las nuevas MacBook Pro?

stop

La nueva barra interactiva permite actuar con los programas y aplicaciones de los nuevos ordenadores de Apple. Eso sí, estos modelos cuestan desde 1.700 euros

El CEO de Apple, Tim Cook, presentará el nuevo iPhone. / EFE

Barcelona, 30 de octubre de 2016 (12:14 CET)

Esta semana Apple lanzó su nueva línea de MacBook Pro, cuyo rasgo más destacado es su nueva barra de operaciones que se encuentra encima del teclado. La compañía de la manzana eliminó las tradicionales teclas F1 a F12, y ofrece su Touch Bar para controlar los programas y aplicaciones que se estén usando en el momento, como el Calendario, Final Cut, Mail o Finder.

Pero también permite editar mensajes rápidamente, colocar emojis en un rápido movimiento o controlar el pase de vídeos, canciones o fotografías con el deslizar de los dedos.

Edición más rápida de textos y mensajes

Touch Bar aplica un principio de inteligencia artificial para brindar diversas respuestas básicas en las conversaciones que se puedan mantener a través del ordenador. Como en el Whatsapp, sugerirá palabras cuando se redacten mensajes, y los emojis aparecen en un tamaño más grande del habitual, lo que permite elegirlos con una leve presión del dedo.

Esta barra también permite una mayor rapidez para editar textos, deslizando el dedo por las palabras elegidas y a las que luego se les puede dar el formato de negrita o itálica.

Algunos de los comandos que ya venían las teclas de los modelos viejos de MacBook, como el control de audio o de tracks de un disco, siguen vigentes, pero esta vez se accionarán cuando se esté escuchando música en el iTunes o en plataformas como Spotify.

Pensada para los que prefieren el teclado

Y cuando se navega por Internet con Safari, la Touch Bar presenta atajos para acceder a las pestañas, tener vistas previas o refrescar la página.

Una ventaja interesante es que el usuario puede elegir sus comandos favoritos e incorporarlos a la barra, con un simple movimiento que los 'arrastre' de la pantalla principal a la Touch Bar.

A grandes rasgos, esta pantalla de controles sirve para aquellos usuarios que prefieren usar los comandos de teclas para realizar funciones, y no recurrir tanto al trackpad que funciona como un ratón.

Más finos, brillantes…y caros

Los nuevos modelos de MacBook Pro se presentan en pantallas de retina de 13 y 15 pulgadas, y además de la barra de tareas, incorpora como novedades un trackpad que duplica el tamaño de los modelos anteriores, y elimina los puertos USB por terminales Thunderbolt. Sí conserva la conexión mini jack para los dispositivos de audio, y entierra una de las dudas del mercado, si haría desaparecer esta conexión como ha hecho Apple en los iPhone.

Más finos y ligeros que sus antecesores, estos modelos vienen con un identificador de huellas digitales que sirve tanto para desbloquear el ordenador como para realizar pagos on line con más seguridad.

Eso sí: sus precios superan todas las marcas. El MacBook Pro de 13 pulgadas con la Touch Bar se venden desde los 2.000 euros, y el de 15 pulgadas trepa a 2.700 euros. Y por ahora en España no hay stock: el que lo compre tendrá que esperar dos o tres semanas para poder usarlo.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad