Samsung se queda sin Galaxy Note 7 en pleno lanzamiento

stop

El gigante coreano admite que los pedidos han superado sus expectativas y su oferta no cubre la demanda en algunos mercados

El Samsung Galaxy Note 7 / Reuters

Barcelona, 24 de agosto de 2016 (10:37 CET)

Samsung se encuentra en pleno lanzamiento de su nuevo Galaxy Note 7, y según el gigante tecnológico surcoreano, está siendo un éxito. Quizá demasiado. La compañía ha admitido que una demanda superior a la esperada está provocando escasez de unidades a nivel global y problemas de abastecimiento en algunos mercados.
 
"Debido a que los resultados de los pedidos por adelantado del Galaxy Note 7 han superado por mucho nuestras estimaciones, su fecha de lanzamiento en algunos mercados ha sido ajustada", admitió Samsung en un comunicado. Sin embargo, la tecnológica prefiere destacar el gran éxito de su nuevo smartphone, que al parecer ni ellos mismos esperaban.
 
El mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes está apostando por el Galaxy Note 7 como una palanca que ayude a que sus ventas y beneficios mantengan su impulso en la segunda mitad del año, en momentos en que rivales como Apple se preparan para lanzar nuevos aparatos en los próximos meses.  

Un problema que no es nuevo

Si bien unas sólidas ventas de teléfonos inteligentes podrían llevar a otro trimestre de robustos beneficios para la compañía, Samsung también corre el riesgo de perder parte de los ingresos si la escasez persiste. La incapacidad de ofrecer suficientes teléfonos Galaxy S6 de borde curvo tuvo un coste para la compañía el año pasado, dijeron analistas e inversores.

Samsung asegura que intenta aumentar la producción y satisfacer la demanda "lo antes posible", sin entrar en más detalles. El mercado confía en que resuelva los problemas cuanto antes: "Considerando los antecedentes de Samsung, creo que el problema de oferta se resolverá rápidamente", opina Lee Jin-woo, gerente de fondos de KTB Asset Management.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad