Casi cuatro de cada diez españoles que emplean la bicicleta lo hace por un uso deportivo | Unsplash

Siete gadgets imprescindibles para salir en bicicleta

stop

La tecnología ha facilitado el uso de la bicicleta: tres de cada diez españoles la utiliza ya como método de transporte al menos una vez a la semana

Barcelona, 29 de marzo de 2019 (11:08 CET)

La bicicleta se ha instaurado como un método de transporte sostenible y cada vez más recurrente, especialmente en las grandes ciudades.

Así al menos se desprende del informe Barómetro de la bicicleta 2018 que señala que el 31% de los españoles emplean este método como transporte al menos una vez a la semana.

De hecho, esta modalidad se ha consolidado por sus ventajas: es respetuoso con el medio ambiente, es más económico que el transporte público y que el vehículo privado y, además, promueve la vida saludable en los usuarios.

La bicicleta como método de transporte

El 28% de los usuarios de bicicleta la emplean como método para desplazarse a sus compromisos diarios. Aunque las ciudades cada vez están más adaptadas a este vehículo, la tecnología ha ayudado a que este método de transporte sea más seguro.

Por ejemplo, un casco como Summit PMS Pursuit, que incluye una luz de seguridad en la parte posterior con tres modos distintos de iluminación, es un elemento para proteger al usuario.

Asimismo, iluminar la bicicleta es un elemento de seguridad esencial durante el trayecto. El juego de luces OMERIL ofrece una iluminación delantera de 400 lúmenes y una trasera de 100. Además, la luz frontal giratoria de 360º permite enfocar la iluminación hacia donde el usuario requiera.

fidel fernando 527736 unsplash
El uso de un casco reforzado es clave en la seguridad del ciclista | Unsplash

Aunque el uso del móvil no es recomendable durante el trayecto, existen gadgets que permiten emplear el smartphone como sistema de navegación o, simplemente, para monitorizar el trayecto. La abrazadera Grefine cuenta con cuatro puntos de apoyo para sujetar el móvil durante el trayecto en bicicleta.

En el otro lado del manillar y para facilitar el confort del ciclista, el usuario puede disponer de un altavoz específico para bicicletas como por ejemplo el de Avantree: este altavoz bluetooth cuenta con tres modos de reproducción distintos y permite contestar llamadas en el vehículo.

La bicicleta como método de deporte

Por su parte, casi cuatro de cada diez españoles que emplean la bicicleta lo hace por un uso deportivo. Al fin y al cabo, el ciclismo es un deporte saludable que permite: reducir peso, disminuir los niveles de colesterol e incrementar la capacidad de los pulmones.

Para evitar el peligro de consultar el móvil durante el trayecto, la tecnología ha puesto en manos del ciclista varias soluciones. La primera y más eficiente es contar con un completo smartwatch Garmin Forerunner 235 que cuente con GPS y que monitorice la actividad – calorías, frecuencia cardiaca, distancia, entre otros-.

max di capua 984281 unsplash
Los cuentakilómetros son capaces de medir no solo la velocidad sino también la distancia | Unsplash

En el caso de presupuestos más reducidos, el usuario de bicicleta también dispone de la opción de una pulsera de actividad como la de Seegar, que, sin ser tan completa como el smartwatch, sí cuenta con funciones básicas como frecuencia cardiaca o conexión con el smartphone personal.

Para controlar en todo momento la seguridad en el trayecto, la mejor opción del mercado es el cuentakilómetros YS inalámbrico. Esta computadora es capaz de medir no solo la velocidad, sino también la distancia y el tiempo de viaje del usuario.