Fotografía: David Emrich en Unsplash

Tecnologías a tener en cuenta al comprar un coche nuevo

stop

Un selección de la tecnología que no debe faltar o que es recomendable elegir al comprar un coche nuevo, y también de cuáles se puede (o se debe) prescindir

Madrid, 13 de marzo de 2019 (10:42 CET)

Más allá de las tecnologías de seguridad que son obligatorias en los coches nuevos —como el ABS, los airbags frontales, el control de estabilidad o más recientemente la llamada de emergencia Ecall para casos de accidente— la publicación para consumidores Consumer Reports (CR) ha preparado una selección de tecnologías que no deben faltar en un coches nuevo.

CR destaca especialmente y por encima de cualquier otra opción aquellas tecnologías que suponen un incremento o una mejora en la seguridad, tanto para los ocupantes como para el resto de usuarios de la vía.

Los expertos de esta asociación de consumidores norteamericana también incluyen en la lista qué tecnologías son prescindibles —e incluso cuales no son recomendables— especialmente si al renunciar a ella se logra un ahorro económico que se puede destinar a los extras imprescidibles.

La prioridad: tecnología aplicada a la seguridad

Las tecnologías "imprescindibles" para CR son la frenada de emergencia automática, que activa los frenos cuando el vehículo detecta un obstáculo en la calzada, o un peatón; el aviso de colisión y la alerta de obstáculos en puntos ciegos, que emite un aviso acústico y visual (normalmente en el espejo retrovisor) para alertar de, por ejemplo, la presencia de un vehículo en las proximidades.

La tecnología de conectividad con el móvil, principalmente Android Auto y Apple Car es más que conveniente para adecuar el uso del móvil a la conducción sin que se uso suponga una distracción y un riesgo.

Entre las tecnologías "recomendables" CR menciona los sistemas antideslumbramiento y de encendido y apagado automático de los faros de carretera, un sistema que los apaga automáticamente cuando detecta la presencia de un coche en sentido contrario. También recomienda los sensores traseros, o sensores de aparcamiento, que detectan la presencia de obstáculos fijos y de peatones al maniobrar marcha atrás.

Si es posible, por disponibilidad y presupuesto, CR recomienda la cámara de visión trasera o, mejor, la cámara que muestra los 360º alrededor del vehículo y los espejos antideslumbramiento que se oscurecen cuando incide en ellos la luz de los faros de otros vehículos.

También destaca las virtudes de la información proyectada en el parabrisas (Head-Up Display) para disponer en todo momento de información visual o indicaciones del GPS, pero sin desviar la vista de la carretera. En la misma línea CR recomienda optar siempre por aquel vehículo que disponga de botones físicos para el control del climatizador y del equipo de audio, ya que permite su manejo sin necesidad de mirar, como sí sucede con los controles por pantalla táctil.

Tecnologías que es mejor ahorrarse (cuando sea posible)

Entre las funciones prescindibles e incluso no recomendadas por CR se mencionan la alerta por cambio involutario de carril con asistencia a la dirección que puede intervenir de forma indeseada en maniobras de seguridad como dejar espacio a ciclistas y peatones que ocupan la calzada.

También desaconseja los sistemas de navegación GPS integrados que resultan costoso y difíciles de actualizar —en comparación utilizar el navegador del móvil a través de Android Auto o Apple Car— y los sistemas de entretenimiento a bordo: "es mejor viajar con tabletas relativamente baratas que funcionan de forma independiente unas de otras y que pueden actualizarse y reemplazarse por relativamente por dinero", dicen en Consumer Reports.

Hemeroteca

Coches Movilidad
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad