Varios coches de la marca Tesla, que ya ha iniciado el proyecto de su sede cerca de Berlín

Tesla, tras huir de Cataluña, hace de oro Berlín con su sede

stop

Elon Musk, que descartó abrir su próxima sede cerca de Barcelona, ahora va a cambiar por completo la ciudad alemana de Gruenheide

18 de enero de 2020 (18:54 CET)

La ciudad situada al sureste de Berlín, Gruenheide, ya ha empezado con la primera fase de construcción de la sede que albergará de la multinacional liderada por Elon Musk de Tesla. No va a ser un proceso fácil, sin embargo, los beneficios que se prevén a largo plazo van a cambiar la perspectiva económica de la zona.

Para Gruenheide, la inversión planificada ha transformado repentinamente la ciudad de 8.700 personas en un lugar codiciado. Los funcionarios locales reciben propuestas de desarrollo a diario: desde torres de apartamentos de 22 pisos hasta centros comerciales de estilo estadounidense. Así lo indica el alcalde de la ciudad, Arne Christiani, quien también espera que la planta ayude a desbloquear el financiamiento para el transporte público, las escuelas y las instalaciones médicas.

Esta fabrica se prevé que produzca hasta 500.000 autos al año, emplee a 12.000 personas y represente un serio desafío para las grandes marcas que conviven en el país alemán: VolkswagenDaimler BMW.  "La inversión es una oportunidad única", expresó el alcalde en su oficina. "Ofrece a los jóvenes con una buena educación o un título universitario la posibilidad de permanecer en nuestra región, una opción que no existía en los últimos años", declaró al medio Bloomberg.

Elon Musk barajó a Cataluña como lugar donde establecerse en el último año pero la terminó descartando en plena revuelta tras las sentencias del procés. De esta manera se convertía en la cuarta industria automovilística que en los últimos 10 años han estado interesadas en implantarse en Cataluña, pero que finalmente han decidido no terminar sus proyectos. En un principio, el planteamiento era instalarse cerca Barcelona por su imagen de ciudad moderna. Además, en la comarca de Anoia, la Generalitat puede ofrecer unos terrenos bien comunicados a menos de una hora de la capital catalana.

Una segunda oportunidad para la ciudad alemana de Gruenheide

Gruenheide también perdió una fábrica similar hace dos décadas, cuando BMW optó por Leipzig. Esa oportunidad fallida ayudó a sus funcionarios a moverse rápidamente cuando Tesla expresó interés en construir su primera fábrica europea en Alemania, con una parcela reservada para uso industrial y ofreciendo un fácil acceso a la autopista y las líneas ferroviarias. Se trata de una ciudad tranquila, entre dos lagos al borde de una reserva natural al sureste de Berlín. La zona donde se construirá abarca unos 200 campos de fútbol.

No es un terreno fácil para la instalación, que está teniendo que pasar por numerosos trámites para lograr realizar un proyecto con un calendario muy acelerado por parte de la empresa. Por ahora, están tratando de liberar la zona de antiguos explosivos de la Segunda Guerra Mundial y los cosechadores y los camiones rodarán para despejar miles de árboles.

Se espera que fabrique baterías, trenes motrices y vehículos, incluido el Crossover Modelo Y, el Sedán Modelo 3 y cualquier automóvil futuro, según documentos de la compañía. La fábrica incluirá una planta de prensado, un taller de pintura y de fabricación de asientos en un edificio que tendrá 744 metros de largo.

Baches que Tesla tendrá que solventar

Los residentes tienen la oportunidad de presentar objeciones, mientras la empresa local de agua advirtió que no podrá abastecer el sitio a tiempo y expresó su preocupación por la ubicación en una zona destinada a ayudar a proteger el suministro de agua potable.

La compañía, además, tiene que llevar a cabo iniciativas para proteger la vida silvestre, incluyendo ahuyentar a los lobos en el área, reubicar a los murciélagos en hibernación y eliminar a los lagartos y serpientes hasta que finalice la construcción. El fabricante de automóviles estadounidense también tiene que reemplazar los árboles talados. El alcalde espera que se eliminen estos obstáculos para que la fábrica de Tesla sea una realidad en Gruenheide en julio de 2021. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad