Imagen: Anura.ai

Tomarse la presión sanguínea con un selfie

stop

Investigadores chinos y canadienses desarrollan un método para medir la presión arterial utilizando solo la cámara del móvil

Madrid, 07 de agosto de 2019 (13:38 CET)

Investigadores de la Universidad de Toronto, en Canadá, y de la universidad de Hangzhou, en China, trabajan en el desarrollo de un método para medir la presión sanguínea analizando con un algoritmo de inteligencia artificial la señal de vídeo captada por la cámara del móvil, o grabando un videoselfie de 30 segundos.

  • Los investigadores utilizan una técnica llamada "imagenología óptica transdérmica". La luz del flash del móvil atraviesa las primeras capas de la piel y se refleja en la hemoglobina, la proteína de la sangre que transporta el oxígeno.
  • "Al medir pequeños cambios en la hemoglobina (con la ayuda de 900 imágenes tomadas en un vídeo de 30 segundos) es posible obtener una lectura de la presión arterial", explican los investigadores en Quartz.
  • Aplicando el aprendizaje automático los investigadores "entrenaron un algoritmo que fue capaz de calcular la presión arterial del sujeto grabado en vídeo en el 95% de los casos."
  • Actualmente algunos smartphones miden el ritmo cardiaco pero no la presión sanguínea. La presión sanguínea y el ritmo cardiaco no guardan necesariamente un relación.

El método parece funcionar en el 95% de los casos cuando se trata de pacientes europeos o asiáticos, pero "hay dudas de su validez cuando se trata de personas con la piel más oscura."

  • El sesgo racial es una cuestión que afecta a diferentes aplicaciones del aprendizaje automático y a la inteligencia artificial.
  • Si los investigadores logran que su método funcione "en todo tipo de pieles" la posibilidad de medir la presión sanguínea con una app "democratizará" ese aspecto de la atención sanitaria.
  • Aunque esa app todavía no está lista, sí existe una app para iPhone y Android que está basada en el mismo trabajo del grupo de investigadores, y que por ahora no mide la presión sanguínea pero sí mide el ritmo cardíaco y el nivel de estrés.

En 2013 investigadores del MIT ya aplicaron una metodología similar para analizar y procesar la señal de vídeo de la cámara del móvil para medir el ritmo cardiaco, detectando las pequeñas variaciones que causan las pulsaciones en el tono de piel debido al aumento y disminución de la cantidad de sangre en el rostro.

  • Procesando la imagen de vídeo capturada por la cámara del móvil es posible determinar esas variaciones y calcular el ritmo cardiaco, explican en la web de Cardiio.
  • La app Cardiio es gratuita para móviles iPhone y su funcionamiento se basa en la investigación del MIT, pero no tiene validez médica.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad