Twitter pone coto a la propaganda gubernamental. Foto: Pixabay

Twitter pone coto a la propaganda gubernamental

stop

Twitter declara la guerra a China, pero su veto hacia la publicidad de medios oficiales podría aplicarse también a RTVE o la BBC

Barcelona, 20 de agosto de 2019 (18:22 CET)

Ningún medio de comunicación financiado y controlado por el gobierno de su país de origen podrá anunciarse en Twitter de ahora en adelante, confirmó la red social a través de un comunicado tras descubrir cientos de cuentas relacionadas con el Ejecutivo chino que utilizaron la red social para contrarrestar el relato de los manifestantes de Hong Kong con información que muchas veces era falsa.

"Actualizamos nuestras políticas publicitarias con respecto a los medios estatales", explicó Twitter en su blog. "En el futuro, no aceptaremos publicidad de entidades mediáticas de noticias controladas por el estado. Cualquier cuenta afectada tendrá la libertad de seguir usando Twitter para entablar una conversación pública, pero no podrá hacer uso de nuestros productos publicitarios".

No aplica solo para medios chinos: "Este es un enfoque global y se aplicará en todo nuestro negocio", añadió la empresa. Twitter, al igual que Facebook, ha eliminado cientos de cuentas vinculadas al Gobierno de China que actuaban de forma coordinada para desunir a los protestantes de Hong Kong y poner en cuestión la legitimidad de la sublevación y de sus posiciones políticas.

Las cuentas fueron suspendidas por violar las normas de uso de Twitter y Facebook, que se dio cuenta de que lo mismo estaba pasando en su plataforma precisamente después de recibir una notificación de la red social de los hilos y los 280 caracteres. Los comunicados revelan que Pekín ha invertido mucho dinero en publicidad en redes sociales estas semanas para menoscabar el papel de los manifestantes.

Así define Twitter la prensa controlada por estados

El descubrimiento inspiró a Twitter a cambiar su reglamento, defendiendo que "creemos que existe una diferencia entre entablar una conversación con las cuentas a las que se elige seguir y el contenido que se ve de los anunciantes en su experiencia de Twitter, que puede ser de cuentas que no se están siguiendo actualmente. Tenemos políticas para ambos, pero tenemos estándares más altos para nuestros anunciantes".

Twitter define la prensa controlada por estados como aquellas entidades mediáticas que están controladas financiera o editorialmente por un gobierno. "Esta norma no se aplicará a las entidades financiadas por los contribuyentes, incluidas las plataformas públicas independientes", matizó la red social. Su foco está puesto sobre cosas como "el control del contenido editorial" y "la influencia" estatal sobre los medios.

La medida puede ser polémica. Si bien algunas agencias chinas entran en este concepto, y los usuarios más cercanos a la izquierda y a las ideas progresistas estarán seguramente de acuerdo, también abre la posibilidad para que sus rivales políticos pidan, por ejemplo, que se apliquen las normas contra medios públicos como la BBC. ¿Entraría en este concepto RTVE, por ejemplo? El tiempo dirá.

"Estaremos notificando a las entidades directamente afectadas en los próximos días", añadió el comunicado. "Tendrán 30 días para desconectarse de nuestros productos publicitarios, después de lo cual aplicaremos estrictamente estas políticas. Mientras tanto, no se permitirán nuevas campañas y aplicaremos nuestras políticas rigurosamente".

"Los medios afectados son libres de continuar usando sus cuentas de Twitter para participar orgánicamente en una conversación pública, siempre que cumplan con las reglas de Twitter", concluyó la empresa. "Estamos explorando enfoques de transparencia para mantener al público actualizado sobre este tipo de acciones en el futuro".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad