Twitter se pone manos a la obra para frenar las acciones del Estado Islámico

stop

Organizaciones de derechos humanos valoran positivamente el cambio de estrategia de la compañía estadounidense para frenar el uso de la red por parte de radicales islamistas

Reuters (Jim Finkle)

Twitter ha sido utilizado por el Estado Islámico para el reclutamiento y la propaganda / Reuters (Dado Ruvic)
Twitter ha sido utilizado por el Estado Islámico para el reclutamiento y la propaganda / Reuters (Dado Ruvic)

09 de marzo de 2016 (10:42 CET)

Twitter se ha puesto manos a la obra para evitar el uso de su plataforma por parte del Estado Islámico. Responsables de la organización sin ánimo de lucro Centro Simon Wiesenthal han elogiado a la compañía estadounidense por aumentar los esfuerzos para frustrar la utilización del ISIS para el reclutamiento y la propaganda.

"Creemos que definitivamente están en la dirección correcta", asegura el director del proyecto Terrorismo y Odio Digital, desarrollado por el centro y en el que Twitter recibió una "B" como calificación. La revisión de la nota está basada en las medidas que la red social ha tomado y la información que el personal del centro conoció en reuniones con representantes de la compañía.

Uso para reclutamiento

Estado Islámico ha dependido de Twitter para reclutar y radicalizar a nuevos miembros. El Centro Wiesenthal, una organización judía internacional de derechos humanos, ha sido uno de los críticos más duros de la estrategia de la red social para combatir a grupos semejantes.

Investigadores del Programa sobre Extremismo de la Universidad George Washington informaron el mes pasado de que el alcance en inglés de Estado Islámico en Twitter se había frenado en 2015 en medio de una ofensiva de la empresa contra el ejército digital de proselitistas del grupo extremista.

Facebook y Youtube

El centro, sin embargo, le dio una "D" a Twitter en discurso de odio, diciendo que la compañía necesitaba hacer más para censurar las cuentas de grupos que promovieran el odio. En el informe de este año, el centro incluyó a Facebook, al que calificó con una "A-" para la sección de terrorismo y "B-" en odio. YouTube recibió una "B-" en terrorismo y "D" en odio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad