Trump vuelve a la carga contra las redes sociales

Califica de "ilegal" el supuesto "sesgo anticonservador" de Twitter o Facebook y retoma su amenaza de "supervisar" su funcionamiento

El presente de EEUU, Donald Trump, está considerando la posibilidad de “crear un panel para supervisar los sesgos anticonservadores en las redes sociales,” según fuentes próximas citadas este fin de semana The Wall Street Journal.

La comisión “examinaría acusaciones de parcialidad y censura” en Facebook, Instagram o Twitter, una queja habitual del presidente.

Hace apenas un año Trump amenazó abiertamente con regular las redes sociales; con especial mención a Twitter, como ya es habitual, a la que acusó entonces de participar en “posibles actividades ilegales” por favorecer a los demócratas.

“Tengo millones y millones de seguidores y sin embargo mucha tiene dificultades seguirme en Twitter, y también dificultan que llegue mi mensaje,” dijo el verano pasado el presidente en una entrevista para la cadena Fox. “Tal vez sea necesario legislar para estimular la competencia,” añadió.

Ya entonces el medio Politico adelantó que la Casa Blanca estaba preparando una orden ejecutiva para prohibir ese supuesto “sesgo” político en internet que iría dirigido contras Facebook, Twitter, Instagram Google o Youtube, entre otras plataformas de contenido generados por los usuarios.

Desde la Casa Blanca confirmaron que Trump estaba explorando “soluciones políticas” al supuesto sesgo, y acusaron a Twitter de estar lleno de “pozos de veneno liberales.”

“Se trata de introducir un poco de justicia en el sistema —dijo entonces un portavoz— porque pensamos que las redes sociales juegan un papel vital y tienen una responsabilidad cada vez mayor hacia la cultura que les ha ayudado a ser tan rentables.”

Trump no solo tiene una guerra contra la prensa liberal, sino que durante mucho tiempo se ha dedicado a levantar sospechas sobre las redes sociales, asumiendo que van a por él.