Semana Santa 2024: platos típicos de España durante esta época del año 

Aunque los típicos son las torrijas y el potaje de Vigilia, la gastronomía española tiene otros platos típicos para degustar en Semana Santa. Desde el norte, hasta el sur de la península, encontramos recetas tradicionales para esta festividad

La Semana Santa de este 2024 llegará a finales del mes de marzo. Como es habitual en esta época, las casas y restaurantes de todo el país comienzan a preparar algunos platos típicos que han ido pasando de generación en generación. Más allá de las torrijas y el potaje, hay recetas por toda la geografía española. 

La tradición cristiana en esta semana provoca que el bacalao sea uno de los ingredientes estrella. El día de Viernes Santo es común comer potaje, acompañado de unas buenas torrijas. Además de estos conocidos platos, depende del lugar donde nos encontremos, hay otras recetas que son típicas en esta temporada. 

Torrijas

No podíamos empezar esta lista de recetas típicas sin hablar de las torrijas, un postre dulce que no puede faltar en ninguna casa durante la Semana Santa. Elaboradas con pan, leche, canela, huevo y azúcar, llevan endulzando esta festividad desde hace siglos. De generación en generación, se ha ido compartiendo la receta. 

Torrijas, un dulce que nunca falta en España. Foto Catalunya.com

Pueden elaborarse durante todo el año, de hecho, hay muchos restaurantes que las sirven como postre de carta. Acompañadas con helado o algo más elaborado como espuma, dando a este tradicional plato un aspecto de fusión digno de alta cocina. Una receta sencilla que no puede faltar en ninguna casa de España durante la Pascua. 

Sopa de ajo, típico de Castilla y León 

La sopa de ajo es una receta milenaria que se elabora, como su propio nombre indica, con ajo y pan. En vez de contener fideos, este guiso los sustituye por trozos de pan. Común en las zonas rurales de España, se realizaba para aprovechar el pan duro que sobra de un día para otro. 

Pan, ingrediente principal de la sopa de ajo. Foto: Daria Nepriakhina. Unsplash

Aunque se puede ingerir en cualquier época del año, es típico en la Semana Santa de Castilla y León. Es común acompañarla con un huevo y en otros puntos de España le dan un punto carnívoro añadiendo jamón serrano. En este caso, si prescindes del cerdo, queda un plato ideal para sustituirlo por el potaje si no es de tu agrado. 

Atascaburras, típico de Castilla La Mancha 

El bacalao es un ingrediente clave en las recetas de Semana Santa. De origen manchego, concretamente de Albacete, atascaburras es un plato elaborado con patata, bacalao, ajo y huevo. Como es habitual en la cocina rural, se utilizan ingredientes de primera necesidad que todos tenemos por casa. 

Se machaca la patata junto al bacalao y el ajo, haciendo una especie de masa. Después se corona el plato con huevo cocido. Receta más que sencilla, habitual en esta época del año y, sobre todo, sabrosa. Al no llevar carne, también se puede sustituir por el potaje en el Viernes Santo, un típico que no termina de adaptarse en muchos paladares.

Tortillas de camarones, típico de Andalucía

Viajamos a Andalucía, concretamente a las zonas costeras, para conocer las tortillas de camarones. Este plato típico de la gastronomía española tiene sus orígenes en San Fernando, Cádiz. Aunque es común tomarlas en cualquier época del año, es bastante habitual comerlas en Semana Santa. 

plato típico semana santa
Plato típico de la gastronomía andaluza

Base de harina, cebolla, perejil y camarones, una especie de gambas en miniatura. Al tomarlas, su sabor no te dejará indiferente, así como su textura crujiente, aportada por los camarones. Aunque la receta tradicional es esta, hay muchas maneras de elaborarlas, así como de acompañarlas con diferentes salsas. 

Potaje de Vigilia

Si las torrijas son uno de los platos más típicos de la Semana Santa, el potaje de Vigilia no se queda atrás. Esta receta tradicional suele tomarse durante el Viernes Santo, aunque no a todo el mundo le gusta la mezcla de garbanzos, bacalao y espinacas, por lo que existen otras alternativas para evitar la carne, como dicta la tradición cristiana. 

Potaje de vigilia con bacalao, garbanzos y espinacas. Foto: La Máquina.

El bacalao y las espinacas son la base de esta receta. Curiosamente, fue elegido este pescado por encima de otros debido al aporte de nutrientes que tiene, similar a lo que la carne puede ofrecer. En algunos lugares, el guiso es acompañado con huevo cocido. El potaje es sinónimo de tradición servida durante la cuaresma.

Buñuelos de bacalao, típico de Andalucía

Aunque se puede pensar que los buñuelos son solo un plato dulce, en Andalucía es muy típico elaborarlos de bacalao. La harina y el pescado son la base de esta receta, que se fríe en aceite, creando una cobertura crujiente, pero blandita por dentro. En común añadir perejil y ajo para darle un sabor más tradicional. 

Buñuelos de bacalao con ali oli de ajo asado. Foto: Los Montes

En el sur de España es común realizarlas con las sobras del potaje, por lo que son un acompañante de este guiso. Para todas estas recetas, lo ideal son las migas de bacalao, que se pueden encontrar en el supermercado y te quitan un gran trabajo, ya que ya viene el pescado totalmente desmenuzado. 

Patatas viudas, típico de La Rioja

Otro plato común de nuestro país durante la Semana Santa son las patatas viudas, muy típicas de La Rioja. Como bien indica el nombre, se trata de un guiso donde las patatas son el protagonista, de ahí que sean denominadas como viudas. Para sacar un caldo sabroso, se utiliza cebolla, ajo, pimentón dulce, laurel, pimienta y sal. 

Ingredientes para hacer patatas viudas. Foto: Unsplash

Esta es una gran opción si no te gusta el bacalao y eres vegano, ya que se elabora con ingredientes vegetales. La clave para conseguir un sabor de película es hacer el guiso con mimo y paciencia, dejando que todos los ingredientes se concentren para sacar el máximo sabor. Si aún no lo has probado, no fallarás con este plato riojano

Garbanzos con espinacas, típico de Sevilla 

Los garbanzos con espinacas se trata de un plato típico de Sevilla que puede sustituir al potaje, pues cuenta con dos ingredientes principales de este guiso. La diferencia es que es una receta seca y que no existe el bacalao. Se elabora a base de garbanzos, espinacas y pan, mezclados, conseguimos una contundente comida. 

Garbanzo con espinacas. Foto Sevilla Ciudad

Habitualmente se suele servir en pequeñas porciones como tapas, para evitar así un empacho innecesario. Se puede acompañar con el típico pescadito frito. Así es como los sevillanos les gusta comer este plato que es común en la Semana Santa de la capital hispalense, lugar de culto para los practicantes de la religión cristiana

Pa torrat, típico de Alicante 

El pa torrat es un plato típico de Crevillente, Alicante. Nació a mitades del Siglo XIX como un almuerzo que ingerían en las cofradías durante el Viernes Santo para que pudieran aguantar con fuerza durante toda la jornada. Se trata de un trozo de pan redondo, a poder ser de hogaza, tostado y acompañado de ajo, bacalao y aceite. 

Rebana de pan, base del pa torrat. Foto: Dovile Ramoskaite. Unsplash

Es una gran opción para almorzar a media mañana o acompañante de la comida principal del día sagrado de la religión cristiana. Si viajas a la región en cualquier momento del año, podrás probar este típico plato cuyo origen es la Semana Santa. 

Buñuelos de viento, típico de Madrid 

Terminamos la lista de platos típicos de la Semana Santa con los buñuelos de viento, típicos de la Comunidad de Madrid. A partir del carnaval, se van elaborando hasta que llega Pascua. Se trata de una masa de harina, levadura y huevos que se fríe en abundante aceite. Es la opción dulce y a los buñuelos de bacalao. 

Buñuelos de aire. Foto: Umair Ali Asad. Unsplash

Al igual que la leche frita y las torrijas, es un plato muy habitual que se elabora con ingredientes de primera mano, como dictaminan las recetas tradicionales de nuestro país. La mayoría tienen origen rural y en el campo siempre se utilizaban las sobras para crear nuevos platos, por eso han surgido las migas o la sopa de ajo, aprovechando el pan duro. 

Comenta el artículo

Deja una respuesta

a.
Ahora en portada