El 30% de los taxis valencianos solicitan las subvenciones de la Generalitat

Si en este momento se aceptaran las 1.518 solicitudes, estaríamos hablando de una ayuda de 3.129 euros por taxi

La Generalitat Valenciana propone al taxi un plan para modernizar el sector 1024x576 1

Fuente: Todo Taxi

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, anunció a principios de febrero ayudas para el sector del taxi de un mínimo de 1.000 euros por taxista de la Comunitat Valenciana.

A día de hoy, hay más de 1.500 solicitudes para acceder a estas ayudas, y el plazo termina el 10 de marzo. El importe global de estas ayudas es de 4,75 millones de euros que se dividirá entre las autorizaciones admitidas. Es decir, si en este momento se aceptaran las 1.518 solicitudes, estaríamos hablando de una ayuda de 3.129 euros por taxi.

Si en este momento se aceptaran las 1.518 solicitudes, estaríamos hablando de una ayuda de 3.129 euros por taxi.

Del total de las peticiones, 716 corresponden a la provincia de Valencia, 707 a Alicante y 95 a Castellón. En la Comunitat Valenciana hay 4.736 licencias, por tanto, el 32% ha pedido las ayudas y por provincia: 3.084 de Valencia (el 23% ha solicitado las subvenciones), 1.420 de Alicante (50%) y 232 de Castellón (41%).

Estas subvenciones buscan apoyar al sector del taxi ante la importante disminución de ingresos a causa de las restricciones de movilidad. Las solicitudes se pueden presentará de forma telemática en la sede electrónica, para la que hay que disponer de firma electrónica avanzada.

Desde el sector del taxi, Economía Digital se puso en contacto con la Confederación de Taxistas Autónomos de la Comunidad Valenciana, y su presidente, Fernando del Molino afirmó que los 1.000 euros que presupuestó la GVA solo cubrían un 5% de las pérdidas.

Así mismo, Del Molino indicó que la falta de turismo estaba provocando que en determinadas zonas donde antes se hacia tres turnos a jornada completa, ahora había uno al 25%.

Además, desde este sector se calcula que las pérdidas han sido de 200 millones de euros, es decir, 42 veces más de lo que ha presupuestado la Generalitat.

La vacuna

La semana pasada la Unión General de Trabajadores (UGT) solicitó que se incluyese a los profesionales de viajeros y mercancías, taxistas y VTC y conductores de autobuses urbanos, interurbanos o escolares, en los grupos prioritarios del plan de vacunación.

En un comunicado, el organismo argumentó que se trata de un sector que trabaja «para permitir una movilidad compartida«. Y, por tanto, al estar diariamente con «multitud de usuarios» supone ponerles en un «alto riesgo para la salud«.

La exigencia de la UGT es que «los órganos competentes y, en especial a la Conselleria de Sanidad» dé prioridad y ubique a este colectivo profesional «entre los preferentes en los protocolos del proceso de vacunación».