El Banco de España: “Las criptomonedas nos producen urticaria” 

La jornada de divulgación de criptoactivos organizada por la Fundación Lab, que nace del lobby de Vicente Boluda y Juan Roig, reúne el escepticismo de los reguladores, la petición de confianza de los operadores y el rechazo rotundo de los economistas

Las criptomonedas son patitos feos hasta el punto que ayer desde el Banco de España se dijo: “Las criptomonedas nos producen urticaria”. Hay quien intenta ver la bondad tecnológica, quien piensa que con el paso del tiempo y la regulación tendrían la posibilidad de formar parte del entorno financiero y quien les da el portazo más rotundo posible. La fundación Lab, que nace del lobby Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) capitaneado por Vicente Boluda y Juan Roig, sometió ayer el asunto a una «jornada de divulgación» en la que se ofrecieron puntos de vista muy dispares. 

La sesión ardía de actualidad tras la quiebra de FTX hace dos semanas. El expresidente de la CNMV, Sebastián Abella, arrancó la jornada aludiendo a la gran crisis que viven ahora los criptoactivos tras ver como “FTX se ha derrumbado como un castillo de naipes”. Tras recordar que durante su presidencia en CNMV entre 2016 y 2020 actuaron “con extrema cautela y excepcticismo” reconoció que «no teníamos armas para intervenir en el fenómeno”.  

Sergio Gorjón, responsable de la división de innovación financiera de Banco de España, fue rotundo: “Las criptomonedas nos producen urticaria” para, a continuación, mostrar su preocupación por «el impacto que puede tener en el sistema financiero». Aunque matizó: «La realidad es que el peso específico que tienen los criptoactivos es testimonial”.  

El Banco de España actúa si hay blanqueo de capitales y tiene una circular sobre la publicidad de criptoactivos. La regulación europea entrará en vigor a partir de agosto de 2024

Desde la CNMV, su director general de política estratégica y asuntos internacionales de CNMV, Víctor Rodríguez, aclaró a Economía Digital la legislación actual que hay. Ahora están en vigor dos figuras regulatorias. Por un lado, el Banco de España controla el blanqueo de capitales y, además, hay una circular de publicidad sobre criptoactivos. “No hay nada más sobre criptoactivos que no sean activos financieros”, aclaró.  

Además, se está a la espera del reglamento MiCA, una normativa de ámbito europeo que se prevé aprobar en febrero de 2023 y que entre en vigor a partir de agosto de 2024. Regulará la «emisión, abuso de mercado, servicios, etc…”. Pero hasta entonces no habrá nada y, por eso, desde el ámbito regulador se pusieron de perfil más allá de insistir en la eficacia que atribuyeron a sus anuncios.  

Según las encuestas que manejan, tras advertir que la inversión de criptoactivos no está regulada y que se puede perder la totalidad del importe invertido, el 88% de los inversores de criptoactivos conocen esta advertencia y la mitad de los inversores a los que les ha llegado el mensaje “han hecho algo, ya sea pensar las inversiones o buscar a un asesor”.  

La postura desde los operadores de criptomonedas fue distinta.  Cristina Carrascosa, abogada y CEO de ATH21, aseguró que España es «pionera en regulación» mientras destacó que hay “mucha comunicación con el regulador en los proyectos honestos». Y lanzó una crítica: «La tecnología no está cuestionada pero la crisis de confianza sigue”.  

Los operadores quieren que aumente la regulación. Lo ven como la única forma de que la confianza vuelva a los inversores

Otro de los operadores presentes, Bit2me, a través de su jefe de ventas, Abel Peña, relativizó la falta de regulación y la achacó a la juventud de las criptomonedas. “Bitcoin lleva 14 años y no podemos pedir que esté todo regulado desde el momento cero”, afirmó, mientras defendió que «deberíamos estar orgullosos de que varias empresas a nivel nacional seamos referentes a nivel europeo”.  

El tercer operador que participó en la jornada fue Criptan, empresa participada por Juan Roig a través de Angels (dentro de la diversificación en diversos sectores que realiza el presidente de Mercadona en Lanzadera. Cada edición tiene siempre algún proyecto emprendedor procedente del entorno blockchain). El cofundador de Criptan, Jorge Soriano, aseguró que las quiebras como la de FTX son “necesarias y positivas” ya que “llevamos 13 años y esto acaba de empezar y cuanto antes se limpie, mejor”.  

Entre medias de los reguladores y los operadores se situó Deloitte. Carlos Navarro, su responsable de blockchain, apuntó que el sector necesita “jugadores serios, regulados y tradicionales que aporten la confianza que ahora mismo está perdida”. Desde la ‘big four’ se señaló que «el potencial no son las criptomonedas, sino la tecnología que está debajo”.  

Bajo el concepto de que se puede tokenizar (convertir en ‘tokens’, en moneda virtual) cualquier cosa, desde Deloitte apuntaron aplicaciones tan diversas como el valor de una marca de una manera “intuitiva y sencilla”, para el intercambio de valor ecónomico como Bitcoin o para usos relevantes como fraccionar el real state. “La tecnología blockchain te permite ser propietario de 100 euros de un inmueble de la calle principal de tu ciudad”.  

Una clausura de traca: “¿Qué voy a decir? Allá ustedes»

El nexo común de la jornada fue que una mayor regulación es necesaria en el mundo cripto, ya sea para calmar los picores del Banco de España o para ganar la confianza desde el punto de vista del operador. Pero en esta jornada, la clausura no fue trámite sino lo más parecido al final de una mascletà

Corrió a cargo del economista Javier Quesada, presidente ejecutivo de los premios Rei Jaume I. Empezó indicando que su presencia en el acto se debía a su “implicación con el tejido productivo de la Comunidad Valenciana, pero, cuando vi el tema (de la jornada) me eché a temblar porque soy un escéptico. He estudiado finanzas y economía en los clásicos y he sido profesor de economía hasta hace un año y esto no es que no lo entienda, es que no lo veo. Entonces, ¿qué voy a decir? Allá ustedes”.  

Tras unos segundos de notable incomodidad colectiva, remató: «Desde luego, en mis fundaciones no van a entrar en criptomonedas mientras yo esté allí. Esto se los aseguro. Tampoco es que no acepte el cambio y la innovación, es que no lo veo. Yo he estado explicando siempre qué es un activo financiero, para qué sirve, el ahorro, la inversión y me voy a morir con este esquema”.  

Ante el estupor de la sala, Quesada se puso a hablar de los tulipanes de Holanda y del drama que generan las criptomonedas. Y acabó, para sorprender aún más al auditorio (su espacio asignado era la clausura de la jornada sobre criptomonedas), haciendo subir a Marta Reynal, próxima premio Jaime I en la categoría de Economía, para decirle que el premio económico que recibirá «no será en criptomonedas, sino en euros”. El galardón se le otorga por algo tan lejano a la sesión divulgativa como es la previsión de las guerras a partir de datos económicos.

 

Ahora en portada