EL TSJCV anula por segunda vez la ZAL del Puerto de València

La sentencia del TSJC anula el plan especial de la ZAL y la resolución de la Consejeria de Vivendas, Obras Públicas y Vertebración del Territorio con la que se aprobó

puerto valencia

Puerto de Valencia.

La Sección Primera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha declarado «nulos de pleno derecho» tanto el plan especial de la zona de actividades logísticas (ZAL) del puerto de Valencia como la resolución de la Consejeria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio del 17 de diciembre de 2018 con la cual se aprobó.

La sentencia, con fecha 6 de julio, responde a un recurso presentado por el colectivo Per l’Horta en representación de la plataforma Horta és futur, No a la ZAL, y se suma a la resolución anulatoria que ya dictó el alto tribunal valenciano en marzo en respuesta al recurso presentado por la asociación vecinal La Unificadora de la Punta.

 La sala, que reproduce argumentos dados entonces, establece en la sentencia que el plan especial de la ZAL tendría que haber sido sometido a una evaluación ambiental estratégica ordinaria, y no simplificada, como hizo la Administración autonómica.

Más de 770.000 m2 de terreno

El suelo sobre el cual está prevista la ZAL, un terreno de 772 000 m2, no puede considerarse urbano, como defendía la Consejeria de Vivienda, porque los dos planes especiales anteriores que modificaban el Plan General de Ordenación Urbana de Valencia para darle cobertura habían sido anulados, lo que supone que los terrenos mantengan la clasificación de suelo no urbanizable de protección agrícola especial.

Al respecto, el portavoz de Per l’Horta en representación de Horta és futur, No a la ZAL, Antonio Montiel, ha aseverado que «la nueva sentencia confirma otra vez la ilegalidad sobre la cual se sustenta el proyecto de la ZAL, aprobado definitivamente en 1999 con una resolución de la Consejeria de Obras Públicas».

La ZAL, un error «estratégico»

«Cerca de 25 años después del comienzo del proyecto, los terrenos continúan sin uso y el Puerto ha continuado funcionando y en crecimiento», ha subrayado Montiel a través de un comunicado. «Los hechos han demostrado que la ZAL no era ni siquiera necesaria, en contra de lo que argumentaba el Puerto para expulsar el vecindario de la Punta», ha manifestado.

Per L’Horta ha reprochado que la urbanización de la ZAL supusiera «la destrucción de 70 hectáreas de huerta en plena producción y la expulsión de sus casas de más de 100 familias». «La ZAL fue un error estratégico con un coste social y medioambiental muy elevado», ha sostenido.

«Y lo más triste», ha proseguido Montiel, «es que el Gobierno del Botánico, que se presentó como el de las personas, dé continuidad a la política depredadora del territorio del PP y defienda los intereses de un puñado de empresas del lobby portuario en contra de los del conjunto de la ciudadanía».

Reversión de la ZAL

La plataforma defiende la reversión de la ZAL para convertirla en un espacio verde que conecto el cauce del Turia con el parque natural de la Albufera. «En un contexto de crisis climática que comporta veranos más largos y temperaturas sofocantes, nos hacen falta más espacios verdes para la ciudadanía», ha dejado bien claro.

«No se puede olvidar, además, que el coste económico de revertir la ZAL en verde no es superior al de continuar con su urbanización, ahora ilegalizada», ha expuesto Montiel, quien también ha pedido a la Generalitat Valenciana y a la Autoridad Portuaria de Valencia que desistan de recurrir la sentencia en casación y abandonen de manera definitiva el proyecto.