Ford refuerza la planta de Almussafes con un centro de software para España, Portugal, Francia e Italia

El servicio para reducir el tiempo de las reparaciones en la gama comercial cuenta con 30 empleados, da servicio a 220 concesionarios y crecerá un 25%

Mustang Smart Mobility Valencia

Mustang Mach E en el centro del Smart Mobility Valencia

Ford ha creado una nueva división de software dentro de la factoría de Almussafes con 30 empleados para dar servicio a los mercados de España, Portugal, Francia e Italia. Según explicó Antonio Chicote, responsable de comunicación de producto de Ford España, esta unidad da servicio actualmente a 220 concesionarios y la previsión es incorporar en breve a otros 50 concesionarios, lo que supondrá un incremento del entorno de un 25%.

De momento, la división de software está centrada en la gama comercial aunque, en futuras fases, se plantea ampliar el servicio desde Valencia también a los modelos para particulares. La inclusión de esta unidad en la factoría, que podría estar en Madrid, donde están las oficinas de la sede social de Ford España, o en cualquier otro país pero se ha instalado en Valencia, supone un refuerzo para Almussafes ya que liga a la planta con la estrategia digital que ha trazado la compañía. Jim Farley, CEO de Ford, dijo en su última reunión con analistas que el futuro de la compañía pasaba por aumentar su apuesta por el software.

Además, Ford tiene centros de software similares al de Almussafes para cubrir a los clientes de España pero ubicados en Inglaterra y en Alemania para sus respectivos mercados locales. Lo sintomático de la decisión de Ford es que los otros dos grandes mercados que tiene en Europa (Francia e Italia) se hayan adjudicado al centro ubicado en la planta valenciana.

Ford tiene cinco grandes mercados en Europa. Alemania e Inglaterra tienen sus propios centros de software mientras Almussafes presta servicios a España, Francia e Italia

El anuncio de Ford se produjo durante la celebración de la segunda edición del Smart Mobility Valencia, organizado con éxito de público por el clúster valenciano de la automoción (AVIA) en la que la multinacional americana presentó la ponencia: “Ford Pro: soluciones de conectividad y electrificación para maximizar la productividad de las empresas”.

Chicote apuntó que el objetivo es “acompañar al cliente en toda la vida del producto”. Uno de los puntos críticos de la estrategia es el centro “Ford Liive”, ubicado en Valencia, que monitoriza todas las actividades de los talleres, viendo las operaciones más repetitivas y detectando si necesitan aprovisionamiento de piezas.

“Nos permite hacer un mantenimiento inteligente y que los vehículos estén en funcionamiento el mayor tiempo posible”, apunta Chicote, que incide en que el tiempo de reparación de un vehículo comercial, especialmente si está cargado, es crítico ya que tiene un impacto económico relevante que la reparación se realice con el menor tiempo posible.

Caras largas entre los proveedores

La presentación de Antonio Chicote sustituyó a la conferencia “La transformación de una fábrica hacia el vehículo eléctrico: Retos y oportunidades” que iba a realizar Paula Carsí, Transformation and Innovation Manager en Ford. Después de anunciar la conferencia de Carsí, Economía Digital desveló en exclusiva los planes de Ford de renunciar al PERTE, lo que supuso el aplazamiento de la transformación de la factoría de Almussafes.

“La anulación del PERTE nos ha dejado en shock”, comentaban ayer los muchos proveedores que se congregaron en el evento organizado por AVIA y en el que se esperaba, por lo menos así era antes del verano, que Ford diera detalles, precisamente, de cómo iba a transformar su fábrica para el vehículo eléctrico.

Con un Mustang Mach-e en el centro de la exposición, los proveedores mostraron ayer su cara más larga cuando se les planteó sus planes de producción en Almussafes a corto y medio plazo. “Ford es hermético”, apuntan la mayoría. Pero el emblemático modelo eléctrico siguió centrando las miradas como el vehículo esperado por los valencianos.

El Smart Mobility Valencia congregó ayer a empresas, instituciones, startup y centros tecnológicos para presentar casi 50 propuestas de capacidades tecnológicas centradas en movilidad y diversificación en automoción, Nuevas tendencias en movilidad inteligente y sostenible y Smart Cities. Esta segunda edición confirmó la iniciativa de AVIA con un lugar de encuentro entre los proveedores de la movilidad entendida en su concepto más amplio.

“El Smart Mobility Valencia es el evento que quiere dar cabida a todos los sectores, agentes e instituciones que tienen algo que decir sobre movilidad. Un evento que nace en el seno del Mobility Innovation Valencia, como respuesta a los retos que plantea la nueva movilidad”, ha destacado la presidenta de AVIA, Mónica Alegre, en la inauguración de esta segunda edición.

La presidenta del Clúster de Automoción de la Comunidad Valenciana estuvo acompañado por el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafael Climent; la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo, Empar Martinez; la directora general de Emprendimiento y Cooperativismo, Teresa García y la directora general de Internacionalización, Maria Dolores Parra.

larraz