La cerámica factura un 14% menos por la irrupción de India, un rival «sin respecto medioambiental y laboral»

Las exportaciones bajan un 16,6% hasta los 3.564 millones mientras que el mercado nacional cae un 7,1% hasta los 1.300 millones

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

La patronal cerámica Ascer ha anunciado una reducción del 14,3% de la facturación, que la ha achacado a la irrupción de nuevos competidores, en concreto de India, que ha relegado a España a la tercera posición como productor mundial de azulejos.

Los datos que ha presentado Vicente Nomdedeu, presidente de Ascer, es que los ingresos en 2023 se han situado en los 4.864 millones de euros, lo que supone un descenso del 14,3%. Las exportaciones han bajado un 16,6%, para situarse en 3.564 millones mientras que el mercado nacional se ha contraído un 7,1% hasta los 1.300 millones.

Los motivos de la caída de la facturación se centran en la competencia. «La competencia crece de manera exponencial», ha apuntado Nomdedeu. «India irrumpe de manera feroz», ha advertido. «India y China han adelantado a España», ha constatado. «Europa sólo produce el 8,4% de la producción mundial», ha lamentado. 

La clave sobre la que ha advertido Nomdedeu en la rueda de internacional que ofrece Ascer cada año en el marco de Cevisama es: «Nuestros productores compiten en desigualdad por el respecto medioambiental y laboral». Por ello, el presidente de la patronal azulejera ha pedido «que los clientes pidan más garantías a los productores extracomunitarios» a los que ha acusado de vender cerámica «sin respeto medioambiental y laboral». «Es vital tener unas reglas de igualdad de condiciones para competir», ha remarcado.

En una presentación inicial en el que Ascer no ha hecho mención alguna a los problemas de costes, que habían protagonizado sus reivindicacioes desde el inicio de la guerra de Ucrania por la subida del gas, pero sí que ha tenido una dura crítica al gobierno de España. «Tenemos una respuesta muy insuficiente por parte de nuestro gobierno«, ha incidido Nomdedeu.

A nivel macroeconómico, el análisis de Ascer es que la industria de la cerámica sufre «una situación inflacionista que contrae la demanda y esto no va a acabar hasta que bajen los tipos de interés».

Por otra parte, la patronal Ascer ha pedido redoblar el esfuerzo por la formación ya que han asegurado que la «formación continúa» es clave para consolidar la calidad y la innovación que caracteriza a la industria cerámica.

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

Deja una respuesta