La Generalitat Valenciana entrega la mitad de las ayudas a los negocios turísticos

Empresarios, como María José Ortola, ya han recibido este jueves la subvención otorgada por el Turisme

29d35e23fee08051e2a061fb12a538598661d946

La GVA ha recibido más de 4.000 solicitudes de empresas relacionadas con el turismo para recibir ayudas. FOTO: EFE.

El turismo lleva más de un año sumido en una paralización de su actividad debido a las restricciones provocadas por el coronavirus. La Comunitat Valenciana, una de las regiones más afectadas por la limitación de la movilidad, ha recibido ya este jueves el 50% de las ayudas directas emitidas por la Generalitat Valenciana.

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, ha informado esta mañana que se han destinado alrededor de 10 millones de euros para ayudar a los negocios de este sector. Así como, que se prevé que, en los próximos días, se abonen el total de las subvenciones, que ascienden a 18 millones de euros.

«También hemos iniciado el pago de ayudas al ocio nocturno, que es uno de los ámbitos que más ha sufrido y sufre en esta pandemia», ha señalado Colomer. En total suponen 26 millones de euros que se van a dirigir a más de 5.000 empresas ,»que vienen a intentar mitigar, en alguna medida, el tamaño de esta tragedia».

En total, Turisme ha recibido 4.054 solicitudes, de las que seis han resultado desfavorables. A este programa se le suma también el Bono Viatgem, para el que se han presupuestado 12 millones, que va dirigido tanto a los alojamientos como agencias de viaje. De este último plan se han recibido 1.466 peticiones.

«Las ayudas no son suficientes»

Algunos dueños de agencias de viajes, como María José Ortola, que tiene un negocio en Pego (Alicante) ha recibido este jueves su segunda ayuda. «No son suficientes«, ha declarado a Economía Digital. «A lo único que nos hemos dedicado en 2020 es a recuperar el dinero de nuestros clientes sin recibir nada a cambio«. Pero, «cualquier ayuda suma».

Todos estos negocios han recibido una suma entre 3.500 euros y 4.000, dependiendo al plan que estuviesen adheridos. Previamente, Ortola había cobrado una subvención otorgada por el consistorio de Pego a través del Plan Resiste.

Según su experiencia, han visto «mucha publicidad», pero desde que se anunció hasta que se ha gestionado ha pasado «bastante tiempo». También, asegura que ante la demanda de documentos ha tenido que invertir en un asesor.

«El verano va a ser muy parecido al pasado» porque aunque se nota las ganas de salir de la gente, no quieren irse muy lejos porque las medidas cambian constantemente y no merece la pena ir a destinos. «A la Generalitat le ha costado mucho el paso para dar ayudas», ha afirmado.