Puig anuncia 100 millones en ayudas a la cerámica valenciana en 2023

El proyecto de presupuestos incluirá 50 millones en ayudas directas al sector y otros 50 millones en créditos a largo plazo

Producción de azulejos y baldosas cerámicas ECONOMIA ASCER

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido este martes la «máxima cobertura» en ayudas que quiere dar el Gobierno valenciano a la industria cerámica ante la crisis que atraviesa por el encarecimiento de los precios energéticos, y que ha concretado en 100 millones de euros a lo largo de 2023.

En declaraciones hechas en Morella (Castellón), Puig ha señalado que la industria de la Comunidad Valenciana, en estos momentos de alta inflación y de crisis por el precio de la energía, debe contar, al igual que las familias, «con todo el respaldo de la Generalitat».

Así, ha concretado que en el proyecto de Presupuestos de la Generalitat para 2023 hay una inversión prevista de 50 millones de euros en ayudas directas al sector cerámico y otra partida de 50 millones a través de créditos a largo plazo. Además, desde el capítulo de inversiones habrá también recursos para la transformación económica en general y la energética en particular.

Puig espera que estas ayudas den cobertura «a lo que es una situación muy difícil para la cerámica, que es un sector fundamental para la economía valenciana y, muy especialmente, para la de Castellón». Y, ha añadido que, al margen de este esfuerzo de la Generalitat por el sector cerámico, el Gobierno valenciano seguirá exigiendo al central que dé «la máxima cobertura a un sector clave» como este y que tanto ha aportado a la economía nacional. 

La Generalitat exige más implicación al Gobierno central

Hace unos días, la directora general de Trabajo de la Generalitat Valenciana, Elvira Ródenas, exigió al presidente del Gobierno, el también socialista Pedro Sánchez, que se ampliaran los ERTE RED de la cerámica, cuestión que fue descartada por el secretario de estado de Empleo y Economía Social, Joaquín Pérez Rey.

«El Gobierno de Pedro Sánchez se tiene que poner las pilas”, recriminó Ródenas, que asegura contar con el respaldo y empuje de Ximo Puig para encontrar soluciones a los problemas que tiene el sector de la cerámica.

“Me da igual que sea Pedro Sánchez, sean ministerios del PSOE o de Podemos. Industria tiene que ayudar con los Perte, Transición Ecológica con el gas y Trabajo con los ERTE”, apunta la dirigente socialista valenciana, que sentencia: “El gobierno en su conjunto tiene que poner toda la carne en el asador porque hay problemas en toda una provincia (Castellón)».

Los datos del empleo en la cerámica son dramáticos. Los ERE, como informó Economía Digital, se dispararon en octubre. Antes ya se habían presentado tres expedientes con 67 despidos, mientras que ese mes iniciaron otros tres expedientes con 422 despidos, según las últimas cifras disponibles que van ajustando los despidos iniciales propuestos con los finalmente negociados. En total, son 489 despidos en el formato colectivo de las salidas de las empresas.