Puig anuncia una nueva línea de apoyo a la cerámica dotada con 50 millones

En la puesta en marcha de estas ayudas se contemplan préstamos de hasta 10 millones por grupo empresarial

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, en una foto de archivo. EFE/ Toni Galán.

Ximo Puig ha anunciado la puesta en marcha de una nueva línea de apoyo a empresas cerámicas dotada con 50 millones de euros y dirigida a cubrir las necesidades de liquidez más urgentes del sector. El president de la Generalitat ha realizado este anuncio en el marco de la reunión que ha mantenido con el director del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, y ha indicado que la convocatoria de estas subvenciones se publicará este mismo lunes en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

“El objetivo de las ayudas es dotar de liquidez a un sector clave, que está sufriendo mucho por el encarecimiento del precio de la energía, y garantizar que pueda hacer frente a sus pagos con garantías, especialmente en un momento como el actual en el que las condiciones de acceso al crédito se han endurecido notablemente”, ha señalado Puig.

“Las facturas del gas y de la electricidad han disparado los costes de producción en aquellos sectores intensivos en su uso. Desde el Consell somos conscientes de esta realidad, por eso hemos querido dotar de recursos a unas industrias estratégicas para la Comunitat Valenciana, como lo son la fabricación de pavimentos y revestimientos cerámicos o el sector de esmaltes, con gran tradición en nuestro territorio y un enorme peso en cuanto a generación de empleo y valor añadido”, ha explicado el president.

Hasta 10 millones por grupo empresarial

En la orden se contempla préstamos de hasta 10 millones por grupo empresarial, de forma que se cubren también las necesidades de las grandes empresas del sector. Asimismo, el importe de los préstamos no se tendrá que devolver hasta el vencimiento del crédito, transcurridos cuatro años.

La línea de créditos se convoca antes de la aprobación del Presupuesto de la Generalitat para el próximo ejercicio 2023, utilizando los recursos propios del IVF, con la finalidad de que el dinero llegue cuanto antes a las empresas, en línea con el compromiso alcanzado por el Consell durante la reunión de la Mesa de la Cerámica.

“Atendemos así las necesidades acuciantes del sector sin necesidad de esperar a que estén aprobadas las cuentas de 2023. Desde que nos comprometimos a activar esta línea de crédito son ya varias las empresas que se han interesado por las ayudas y hemos querido ser lo más ágiles posible”, ha revelado el jefe del Consell.

A estos 50 millones destinados al sector cerámico se añadirán otros 10 millones para empresas de otros grupos de actividad, como el textil, o que hagan también un uso intensivo de la energía.

Ximo Puig ha reiterado la apuesta del Consell por implementar energías renovables para “alcanzar la soberanía energética”, y por promover nuevas tecnologías, como el hidrógeno verde o la electrificación, para generar “seguridad, certeza y capacidad de ser competitivos en el futuro”.