Raquel Sánchez decepciona al lobby del corredor: “La promesa de la ministra es inviable” 

El movimiento #QuieroCorredor entrega a la ministra una edición de "Colecciones Retrasos” con las demoras del trazado ferroviario y Raquel Sánchez devuelve un código QR para acceder a las licitaciones del tren que ha promovido

Acto de #QuieroCorredor en Barcelona

Los empresarios y la ministra de Transportes tuvieron ayer un cruce de declaraciones en el que el anuncio político de que el Corredor Mediterráneo estará acabado en 2026 fue duramente contestado desde la esfera empresarial. El acto empezó con una demostración del movimiento con una gran convocatoria, tuvo cruce de regalos irónicos en el debate y réplicas en el cocktail tras acabar el acto. Los empresarios, encabezados por Vicente Boluda y Juan Roig, llevan seis años de cruzada por el Corredor Mediterráneo.  

«La conexión entre Almería y Francia estará terminada en 2026», dijo la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, durante el acto empresarial de la plataforma #QuieroCorredor impulsada por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE). “Eso no va a ocurrir”, sentenció Vicente Boluda, presidente del lobby empresarial AVE, en conversación con Economía Digital tras acabar el acto. “La promesa de la ministra es inviable. Ya veremos si se consigue en 2030. Mientras tanto, no vamos a parar de presionar”.  

Más de 1.500 empresarios venidos de toda la geografía española se reunieron ayer en Barcelona para reivindicar la infraestructura circular que una por tren todo el arco mediterráneo desde Algeciras hasta la frontera con Francia. Los empresarios iniciaron el acto tirando de ironía. Presentaron vídeos del Corredor Mediterráneo recurriendo al metaverso porque el trazado todavía no es una realidad y realizaron un chequeo de las obras.  

“Se han detectado todavía siete hitos pendientes para 2022: la finalización de las obras del túnel de Castellbisbal (Barcelona); la finalización de la colocación del tercer carril en la vía resante entre Castelló y València; la puesta en funcionamiento de la vía única en ancho ibérico en el tramo Moixent-La Encina; los proyectos de los tramos restantes de la línea Murcia-Cartagena; el proyecto del soterramiento de Lorca; la definición de la alternativa a la línea Almería-Granada; y la solución de la electrificación en el tramo Ronda-Bobadilla», detallaron desde la organización. 

Juan Roig, con los periodistas, antes de empezar el acto #QuieroCorredor

Boluda resumió el nivel de ejecución situando en el 80% las obras entre Castellón y Barcelona mientras el “tramo entre Murcia y Algeciras no llega ni al 20%” mientras Juan Roig comparó el retraso del corredor con las obras de El Escorial.  

El momento cumbre del acto llegó en lo que parecía un formato amable en el que la periodista Maribel Villaplana preguntaba a la ministra de Transportes por las obras del corredor. Y Raquel Sánchez tiró de argumentario político: «Cuándo llegamos en 2018, más de la mitad del corredor no estaba planificado ni definido y ahora lo tenemos secuenciado”. Y empezó a aportar datos: «En tres años hemos licitado más de 1.400 millones y hemos ejecutado 550”. “Hemos pasado de un 5% de ejecución en 2018 a un 60%», añadió.  

La presión sobre la ministra fue aumentando y soltó una advertencia. “Quiero pedir al sector privado que apueste por el tránsito de sus mercancías por el tren. Tiene que hacer inversiones y concretarlas», espetó para indicar que no sólo el gobierno debe invertir en ferrocarril.  Es decir, trasladó y delegó en los empresarios parte de la responsabilidad de que España no tenga el Corredor Mediterráneo.

Anuncio de coleccionable y código QR

 Tras comentar la presentadora del acto que mañana (por hoy) es el cumpleaños de la ministra, se abrió el momento de los regalos. El año pasado, desde la plataforma empresarial se le había entregado un casco de obra a la ministra y en esta ocasión se emitió un anuncio sobre unos coleccionables al más puro estilo de Planeta DeAgostini en televisión. Esta fue la previa para hacerle entrega de la primera edición de “Colecciones Retrasos”, donde se mezclan tramos sin terminar y vías de diferentes anchos. 

“¿Le ha gustado?”, le preguntaron a la ministra, a lo que contestó con desagrado que no. Y reaccionó. Ya vení­a preparada para la ironí­a valenciana y entregó a la periodista que conducía el acto promocionado por los empresarios un código QR con el que acceder a 300 documentos que demuestran, según dijo Raquel Sánchez, el movimiento realizado por el Ministerio de Transportes.  

“Ha venido brava la ministra”, comentó Boluda a este periódico tras el acto, en el que la postura de los empresarios todavía cogió más fuerza. Lejos de amilanarse, el naviero lanzó un último mensaje a la ministra: «La presión empresarial por el corredor será todavía mayor el año que viene.  

Vicente Boluda atiende a los medios de comunicación

Esta fuerza verbalizada por Boluda se fundamenta en que ayer el movimiento nacido en la Comunidad Valenciana demostró su enorme capacidad de convocatoria. Estuvo Juan Roig, Fernando Roig, Federico Félix, Andrés Ballester, Agnés Noguera, Héctor Dominguis, Paco Martínez y Teresa Puchades, junto a decenas de empresarios valencianos mientras que por Cataluña se vió a Josep Sánchez Llibre, Jaume Guardiola, Javier Godó, Mar Alarcón, Enrique Lacalle, Jordi Moix, entre otros, junto a Ibex como José Ignacio Goirigolzarri, Josep Oliu o Emilio Gayo. También estuvieron los candidatos a la presidencia de CEOE Antonio Garamendi y Virginia Guinda.  

Por la parte política no faltaron los presidentes de autonómicos valenciano (Ximo Puig), catalán (Pere Aragonés) y murciano (Fernando López Miras), cada uno de ellos de un partido político distinto, muestra de la capacidad transversal de convocatoria de los empresarios valencianos.  

Una gran parte de la comitiva valenciana que ayer estuvo en Barcelona acudió en tren, un trayecto que dura casi tres horas y que ayer en ambos trayectos tuvo unos 20 minutos de retraso, es decir, para cada viaje por el Mediterráneo hay que invertir el mismo tiempo que se tarda en ir y volver a Madrid en AVE desde Valencia.  Esto es lo que Juan Roig, presidente de Mercadona, dijo ayer que era «una ofensa» para los que viven en el arco Mediterráneo.