Solo el 40% de los bares y restaurantes de Valencia abren en el inicio de la desescalada

Desde la Asociación Hostelera de Castellón (Ashocas) han informado que el 50% de los bares de la provincia no abrirán mientras sigan las actuales restricciones.

a36d01b20857dc5d056a396f0ee8c49f855672b8w

Hoy ha entrado en vigor las nuevas restricciones en la Comunitat Valenciana que permiten la apertura de las terrazas de los bares al 50%. Una medida que desde las distintas asociaciones de hosteleros han criticado desde que el Ejecutivo valenciano la planteó en las reuniones para planificar la desescalada.

En un comunicado emitido hoy por la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia se ha informado que se estima que, a lo largo de la semana reabran, aproximadamente, el 40% de los locales de hostelería.

Además, indicaban que las condiciones meteorológicas de lluvia durante los próximos siete días, suponen que menos bares y restaurantes se animen a subir las persianas.

Por otra parte, este organismo ha realizado un muestreo en el que han concluido que un 65% de los establecimientos de hostelería asociados no abrirán «disponiendo de terraza» por «no resultarle viable funcionar con estas medidas tan restrictivas«.

El 65% de los establecimientos asociados a Hostelería Valencia no abrirán sus puertas, pese a disponer de terrazas

Por ello, han indicado que en la próxima reunión con la Conselleria de Sanidad, volverán a insistir en la «necesidad de poder abrir el interior de los locales y ampliar el horario de apertura«.

También, han apelado a la «responsabilidad de todo el colectivo empresarial y especialmente de la ciudadanía» con tal de que la desescalada no sea un fracaso por incumplir las normas, recalcando el uso de las mascarillas «en todo momento».

Castellón

Desde la Asociación Hostelera de Castellón (Ashocas) han informado que el 50% de los bares de la provincia no abrirán mientras sigan las actuales restricciones. La institución ha indicado, sobre las nuevas restricciones que se encuentras «de espaldas a la realidad que vivimos».

La mitad de los bares y restaurantes de Castellón no pueden abrir porque no disponen de terraza o bien porque estás medidas no les permiten que sus negocios sean rentables, según ha apuntado el presidente de Ashocas, Álvaro Amores.

«Además a todo esto súmale que hay ayudas que se percibían de las mutuas por cese de actividad para autónomos, entre otras, que dejan de estar activas desde anoche», añadía. Bajo este argumento calificaba las medidas de la Generalitat como un «cierre encubierto» de la hostelería.

«Lo único que pretende es rebajar las tensiones generadas en el sector tras las últimas protestas que se llevaron a cabo». «Hemos pagado los peores momentos de la pandemia culpabilizándonos de ello», señalaba Amores.

Por otro lado Ashocas ha recordado que hace más de cuarenta días que se puso en marcha el Plan Resiste y que ningún hostelero ha recibido «ni un solo euro«.