Juan Roig elimina las referencias a “Valencia” y “España” de su estadio y le llamará «Roig Arena» 

El presidente de Mercadona opta por un nombre más corto y reconocible para poner en valor el legado de la familia tras los ataques de Compromís y PSPV

Obras del pabellón de Juan Roig renombrado como «Roig Arena»

El nuevo estadio de Juan Roig suma su tercer nombre. El pabellón de casi 20.000 localidades llamado a ser nuevo centro neurálgico de la actividad deportiva y cultural de la ciudad nació como «Valencia Arena», se transformó en «Casal España Arena” y finalmente ha mutado a “Roig Arena”.  

El cambio de nombre llega tras una agria polémica alimentada por los partidos políticos de izquierda. La primera versión incluía el nombre de la ciudad, pero al iniciarse las obras se pasó a llamar «Casal España Arena». Con el término casal se hacía una referencia a la actividad de los barrios, porque así se llaman las sedes de las fallas que están distribuidas por toda la ciudad, y se cambiaba “Valencia” por “España”.  

El alcalde de Valencia, Joan Ribó (Compromís), inició las críticas al decir que le «gustaría que el nombre (de Valencia) esté vinculado al recinto para no perder la oportunidad de promoción”. La vicealcaldesa del PSOE Sandra Gómez apuntó en la misma línea: «Valencia tiene que estar en el nombre y ser visible”.  

Los concejales de Compromís encendieron la mecha. El de comercio, Carlos Galiana, elevó el tono diciendo que el nombre «Casal España Arena” era un nombre “soberanamente feo”. La de Vivienda, Isabel Lozano espetó: “Señor Roig, Valencia no entenderá que invisibilice y menosprecie así a nuestra ciudad”. El siempre polémico Giuseppe Grezzi, edil de movilidad, también entró al trapo con un ataque directo: “Quien estima su tierra no esconde sus raíces ni su nombre”.  

El presidente de Mercadona no se ha pronunciado sobre esta polémica de hace dos años y ha seguido invirtiendo en el estadio. Las obras cuestan 280 millones de euros que van a salir íntegramente del patrimonio del empresario valenciano y la decisión de cambio de nombre no recoge los intentos de presión realizados por la izquierda en el Ayuntamiento de Valencia.  

Reafirmar los valores de la familia Roig 

La decisión de Juan Roig se ha basado en dos criterios: buscar lo más corto y reconocible y alinear el nombre con la misión que tiene el legado de Juan Roig, que es poner en valor a su familia.  

En el video de presentación del nuevo nombre están todas estas claves. Lo primero que aparece es el Puerto de Valencia, que es donde se centra el legado de Juan Roig con su escuela de negocios EDEM, la aceleradora Lanzadera y el brazo inversor Ángels. La primera palabra que aparece es: “Valencia”.  

Habla de que Valencia crea proyectos para España hacia el mundo y que “muchos de ellos, tienen algo en común”. Tras una imagen de Juan Roig en una apertura de un Mercadona, se muestra el esqueleto del pabellón ahora llamado “Roig Arena”.  

Con imágenes del Villarreal, club presidido por Fernando Roig, aparece el lema “una familia, un sueño, un legado”, para a continuación mostrar un abrazo entre Juan y Fernando Roig, una fotografía de la familia Roig y una imagen del inicio del imperio con “Industrias Cárnicas Roig». El video dice que tras cuatro letras (Roig) hay “infinitos valores”. 

Desde el legado de Juan Roig y su familia se recuerda que, según el último informe realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), este recinto -que revertirá tras 50 años a favor de la ciudad de València-, contribuirá a generar aproximadamente 300 puestos de trabajo (directos e indirectos) y un impacto económico (PIB) en la ciudad de València superior a los 10 millones de euros anuales. 

Las obras del recinto están actualmente en su segunda fase de ejecución -la centrada en la estructura de hormigón y metálica, cubierta, fachada y forjados de las plantas- tras finalizarse la primera fase, focalizada en la excavación, pilotaje, muros de pantalla y losa de cimentación. Todavía queda por iniciar la fase 3, centrada en finalizar el Arena. 

Además de la construcción del recinto Roig Arena, está prevista la ejecución de infraestructuras complementarias que dinamicen el barrio, como el parking con más de 1.000 plazas que ya está en obras, el futuro parque público con zonas verdes, la nueva sede del Valencia Basket Club, una sala multiusos para múltiples disponibilidades de 1.200 metros cuadrados, las zonas de restauración, y una amplia oferta de localidades, terrazas y zonas premium.