La EMT denuncia a Caixabank por blanqueo de capitales

La empresa de transportes culpa a la entidad bancaria de saltarse los protocolos que permitieron el desvío de 4 millones a una cuenta en China

8013085680001

Vista general d un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). La compañía ha denunciado a Caixabank por blanqueo. EFE

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia ha abierto una batalla judicial contra Caixabank. El organismo ha denunciado al banco por un presunto delito de blanqueo de capitales en el seno de la causa que investiga el supuesto desvío de cuatro millones de euros con destino a una cuenta bancaria de China.

Los abogados de la compañía que gestiona el transporte público han remitido un escrito al Juzgado de Instrucción número 18 de Valencia para solicitar que la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri responda por su gestión de las polémicas transferencias que hicieron posible la estafa, según ha adelantado la Cadena SER.

La causa investiga un fraude por valor de cuatro millones de euros que se produjo en 2019, cuando un grupo de estafadores hizo creer a la responsable de la EMT, Celia Zafra, que la compañía de transportes iba a comprar una empresa en China. La directiva activó así hasta ocho transferencias a varias cuentas alojadas en Hong Kong.

La EMT utiliza los correos electrónicos para acorralar a Caixabank

Ahora, los abogados han presentado nuevas pruebas a la investigación, como las llamadas que intercambiaron Zafra y Caixabank o los correos electrónicos internos de la entidad bancaria, en los que ya se alertaba de que la operación era sospechosa. En uno de ellos se advertía se leía el texto: «Firma no ok. Posible corta y pega».

La EMT considera que Caixabank se saltó sus protocolos de seguridad para supervisar las transferencias, a pesar de que no se trataba de una operación habitual porque la EMT nunca había realizado hasta entonces envíos de dinero a escala internacional con destino a China.

La acusación ha determinado que esas razones apuntan a un incumplimiento por parte de la entidad de las medidas de actuación recogidas en el Soporte Operativo a Banca Institucional (SOBI), así como de las normativas sobre el blanqueo de capitales.

Más allá de Caixabank, el juez instructor también solo ha colocado como investigada a Zafra como supuesta colaboradora de la estafa. La trabajadora fue despedida inmediatamente después de que saliera a la luz el envío de los cuatro millones de su cargo al frente de la EMT.

Avatar