La OCU denuncia la escasez de electrolineras en la Comunidad Valenciana

La Delegación valenciana de la organización señal en especial que " poblaciones importantes como Benicarló, Buñol, Borriana, la Vall d'Uixó, Pilar de la Horadada, Puçol, San Fulgencio o Silla" carecen de este tipo de servicio en condiciones óptimads

puntos de recarga para coches electricos endesa x y estaciones de servicio bdmed

Desde el departamento en Valencia en de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han advertido este viernes de la falta de puntos de recarga eléctrica en las carreteras de la Comunitat , ya que salvo en autopistas y vías nacionales «es difícil encontrar estaciones de carga rápida o semi rápida cada 50 kilómetros, tal y como sería deseable».

Además, desde la propia OCU denuncian en un comunicado que la cantidad de electrolineras en los municipios de la Comunitat Valenciana es también «limitada» en puntos de carga rápida o semi rápida y estos «no siempre funcionan».

Según la organización, los ayuntamientos, las diputaciones y la comunidad autónoma «deben hacer todo lo posible para facilitar la tramitación de licencias para instalar puntos de carga de al menos 43 kW» porque «a pesar de las últimas subidas del precio de la luz, el coche eléctrico sigue saliendo a cuenta» y su precio se amortiza «en cuatro años frente a un coche similar con motor de gasolina».

No obstante, la OCU señala que esta falta de electrolineras «lamentablemente, no es un problema exclusivo de la región» ya que, según la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), en España solo hay 1,3 puntos de recarga rápida o semi rápida por cada 100 kilómetros de carreteras, tres veces menos que en Francia y diez veces menos que en Portugal.

OCU recuerda la necesidad de que las electrolineras tengan enchufes con una potencia que permita una recarga «aceptable» en un plazo «breve» de tiempo. Por ejemplo, en media hora, un punto de carga rápida (de al menos 43 kW) permite recargar la batería para recorrer 250 km, mientras que uno de carga semi rápida (al menos 22 kW) recargarían la batería para seguir 100 km más.

La falta de puntos de uso público de recarga rápida o semi rápida también es habitual en las ciudades, donde se reparten por aparcamientos, gasolineras, hoteles, centros comerciales o concesionarios de coches, entre otros.

Según Electromaps, en Alicante, Castellón y Valencia apenas hay la mitad de los puestos necesarios para cumplir con la proporción de 1 cada 50 kilómetros y no todos funcionan.

La OCU pide mejorar la situación

«Es más, carecen de este tipo de electrolineras de carga rápida o semi rápida poblaciones importantes como Benicarló, Buñol, Borriana, la Vall d’Uixó, Pilar de la Horadada, Puçol, San Fulgencio o Silla», apunta en el comunicado.