El Botànic se compromete a presentar la tasa turística antes de marzo tras consensuarla con el sector

Los socios del gobierno valenciano han alcanzado finalmente un acuerdo sobre la implantación de la tasa turística en la Comunitat, de carácter voluntaria y municipal

carmena ordena el cierre de 70 pisos turisticos y tiene 400 en el punto de mira

Menorca ha alcanzado una ocupación del 98%. Foto: EFE.

Los socios del gobierno valenciano han alcanzado finalmente un acuerdo este martes sobre la implantación de la tasa turística en la Comunitat, de carácter voluntaria y municipal, tras las reticencias del PSPV durante los últimos meses a la propuesta conjunta de Compromís y Unides Podem. Se comprometen así a presentarla antes de marzo tras consensuarla con el sector, con los ayuntamientos y con los vecinos.

En un escrito conjunto, firmado este martes a un día de la aprobación de los presupuestos de la Generalitat y de la ley de acompañamiento en la que se incluirá este impuesto, el Botànic garantiza que entre enero y febrero llevará a cabo un proceso de diálogo con el sector turístico (empresariado y trabajadores) y con los ayuntamientos, asociaciones de vecinos, expertos y representantes de administraciones del entorno que cuentan con tasa turística.

A partir de ahí, su objetivo es presentar antes de que acabe marzo una proposición de ley creadora del «impuesto valenciano de estancias turísticas», un impuesto voluntario y municipal para que los ayuntamientos que lo decidan puedan obtener rendimiento económico del turismo.

La tasa turística se terminará aplicando

Esta iniciativa asumirá como punto de partida la enmienda conjunta de la tasa turística presentada por Compromís y UP, incorporando las mejores del proceso de diálogo. Por tanto, para facilitar el acuerdo y la participación ciudadana, esta propuesta no se votará en el pleno de este miércoles para su incorporación a la ley de acompañamiento.

En el acuerdo, Manolo Mata (PSPV), Fran Ferri (Compromís) y Pilar Lima (UP) recuerdan que los tres partidos comparten la importancia del turismo en la economía valenciana y la necesidad de trabajar por un modelo generador de calidad de vida para la ciudadanía.

También señalan que algunos ayuntamientos han reclamado la puesta en marcha de la tasa sin afectar a la demanda, con el objetivo de «cuidar su atractivo turístico», financiar sus servicios o invertir en políticas que compensen los efectos negativos del turismo, como el aumento de precio de la vivienda. Todo ello en la línea de las políticas impulsadas por las principales ciudades europeas.

«Defendemos, en todo caso, la manera de hacer política que ha abanderado el Botànic en la que el diálogo con los sectores implicados tiene una importancia capital», manifiestan los tres síndics.
Imprimir