El PPCV exige que se rebajen tasas para salvar a la hostelería del cierre: «Ingresos 0, impuestos 0»

La 'receta' de los populares pretende bajar al 4% el IVA de la hostelería e imponer deducciones fiscales al 7% en el tramo autonómico mientras dure la pandemia, así como exenciones en algunos ayuntamientos

7163cbd70722d81b85dffe802e5136e2beccfcf2 1

Los trabajadores de los negocios de hostelería del paseo marítimo de Torrevieja. Foto: Efe

El coronavirus ha puesto a la hostelería al límite, y las recetas de los partidos del Consell y la oposición están lejos de llegar a un consenso. El PPCV ha apostado por la rebaja de impuestos, y ha pedido que se ajusten las «deducciones fiscales al 7% en el tramo autonómico en la renta de 2020 y 2021 para los autónomos que sigan con su actividad».

Esta propuesta va en la línea de las propuestas por la formación a todos los niveles. Isabel Bonig pidió hace unas semanas ante la Federación de Hostelería de la Comunitat Valenciana que se rebajara el IVA del 21 al 4% para el turismo y la hostelería «mientras continúe la situación» ante un sector que está atravesando una crisis «dura y dramática».

El PP de Gandía: «Ingresos 0, impuestos 0»

La idea de aliviar a los hosteleros también se ha acercado al mundo municipal, puesto que el PP de Gandia (Valencia) ha exigido al consistorio que aplique una política de «Ingresos 0, impuestos 0». «No es justo que las empresas y negocios de la ciudad tengan que pagar tasas por servicios de los que no pueden hacer uso”, ha explicado su portavoz, Víctor Soler.

El PP de Gandia ha propuesto que se perdonen las tasas municipales de residuos y de los vados: «No es justo que las empresas y negocios de la ciudad tengan que pagar tasas por servicios de los que no pueden hacer uso”. Algo parecido se hizo desde la Diputación de Alicante, que decidió rebajar a más del 50% el Impuesto de Actividades Económicas.

«Una iniciativa inédita en España, de la que se beneficiarán cerca de 9.000 empresas de Alicante», explicó Mazón tras reunirse con la patronal Hosbec. El presidente alicantino explicó que permitía «mantener puestos de trabajo y a sobrellevar la complicada situación por la que están atravesando todos los sectores pero, especialmente, el turístico».

El ‘Plan Activa’ del PPCV: 1.078 millones en ayudas directas

La receta económica del PPCV no solo va por la vía de la bajada de impuestos. Bonig ha propuesto que se destinen 1.078 millones de euros en ayudas directas a los sectores más castigados por la pandemia: «No se puede condenar al olvido, al fracaso y a la ruina a un sector como la hostelería o la restauración. Si se cierra, hay que acompañarlo con ayudas».

El PPCV prevé que ese dinero salga de una «reducción del coste de cargos públicos y asesores de la administración autonómica de 10 millones de euros, de una aportación de 340 millones de euros de todas las consellerias excepto Sanidad, Educación y la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas».

Además, Bonig ha pedido que se elimine «gasto corriente y transferencias como la Fundación Lluis Llach o los 700.000 euros para las fosas de exhumación del franquismo que en estos momentos no tiene mucho sentido. El resto saldría del sector Público, en todas sus modalidades, con 728 millones”.